Programa piloto de seguimiento a pacientes crónicos y polimedicados

  • Diez farmacias andaluzas colaboran en un proyecto para mejorar el cumplimiento terapéutico y aumentar la efectividad de la medicación en estos pacientes

Los medicamentos constituyen la herramienta terapéutica más utilizada por los profesionales de la salud, pero sus resultados con frecuencia no son los esperados. Sobre todo en pacientes crónicos y en pacientes polimedicados, donde la tasa de incumplimiento es elevada y eso se traduce en falta de efectividad y a veces en efectos no deseados.

Se estima que los problemas relacionados con los medicamentos están relacionados con nada menos que un tercio de los ingresos en servicios de urgencia hospitalarios. Además de la dimensión sanitaria, hay una dimensión económica, también preocupante. Así, se estima que los sobrecostes de una medicación que no cumple sus objetivos superan, incluso llegan a doblar. Diez farmacias andaluzas van a participar en un proyecto piloto de Atención Farmacéutica que ha sido promovido por el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos y cuyo objetivo es mejorar la adherencia al tratamiento de esos que deben tomar medicación de forma continua y que además están tratados con diferentes medicamentos.

Estos pacientes son precisamente los que sufren mayores problemas con la medicación, problemas que a veces son de falta de efectividad, y otras incluso de efectos indeseados, normalmente por inobservancia del tratamiento, por un cumplimiento inadecuado o por abandono.

El objetivo principal del programa es mejorar el cumplimiento y la adherencia terapéutica y prevenir posibles problemas relacionados con los medicamentos, así como reacciones no medicamentosas. Otros fines del programa son promover el uso racional de los medicamentos, mejorando el nivel de información de los pacientes; evitar la acumulación de medicamentos sin utilizar; suministrar la medicación en dosis personalizadas a los pacientes que puedan beneficiarse de estos dispositivos, y, finalmente, mejorar la relación entre el paciente y el farmacéutico.

Con una duración de seis meses, desde marzo hasta agosto de este año, el plan de trabajo comenzará con la selección en todas las farmacias implicadas de los pacientes a los que se les va a ofrecer su participación en el programa. Estos pacientes deben padecer al menos una enfermedad crónica y usar como mínimo tres medicamentos durante tres meses o más. Posteriormente, a los pacientes seleccionados se les explicaran los objetivos del programa y los servicios de los que se beneficiarán, a fin de obtener su consentimiento expreso de participación en el proyecto.

Los siguientes pasos serán la realización de una entrevista con cada paciente para la revisión de su medicación y la apertura de una historia farmacoterapéutica, así como la selección de los pacientes susceptibles de recibir el servicio personalizado de dosificación. Al término de este programa, que pretende servir de experiencia piloto, se elaborará un informe con la valoración del cumplimiento terapéutico y aumento de la efectividad de la medicación en estos pacientes, y su grado de satisfacción.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios