Algunas claves para ayudar a entender este aporte científico en su contexto

Los estudios científicos son pequeños pasos que ayudan a entender la realidad; pero solo son fotografías de un instante, no son una película completa. Como tal instantánea el trabajo de los investigadores daneses también tiene sus particularidades. Duck-chul Lee, profesor asistente de quinesiología de la Universidad Estatal de Iowa, Estados Unidos, escribió en Journal of the American College of Cardiology un editorial acompañando al estudio que ayuda e entender el estudio en su magnitud. Unade sus limitaciones es la amplitud de muestras de cada tipo de corredor. Aunque el objeto de estudio es amplio, más de 4.000 personas, el registro de 'personas que más corrían' no llegaba a 50 sujetos. Apenas 47 corredores hacían más de cuatro horas por semana, y solo 80 corrían más de tres veces por semana. Contrastar datos de un grupo de 47 personas con otro de 3.900 puede distorsionar las comparaciones y los resultados.

Además, en este estudio los investigadores tampoco tuvieron en cuenta a los más de 3.500 personas del registro inicial que aunque no practicaban running hacían otros tipos de ejercicio.

Por otro lado, los investigadores tuvieron en cuenta la muerte por cualquier causa, en lugar de analizar si correr grandes distancias durante mucho tiempo afectaba a ciertas causas de muerte, lo que podría haber provisto una información más específica sobre los daños potenciales. En este sentido, puede que correr demasiado solo sea peor para las enfermedades cardiovasculares. Aunque el estudio de Marott y su equipo halló una asociación entre salir a correr de forma ligera y unas mejores tasas de supervivencia, no probó causalidad.

Para Lee la buena noticia del estudio es que existe un beneficio demostrado en correr menos de una hora por semana, o incluso solo una vez por semana, en comparación con no correr nada en lo absoluto. "Quizá eso motive a las personas sedentarias a moverse", dijo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios