La secuenciación completa del genoma podría mejorar la supervivencia

  • Es posible realizar un mapa del ADN de una paciente y analizar las mutaciones.

Las tasas de supervivencia al cáncer podrían mejorar pronto gracias a la secuenciación completa del genoma, según dos estudios que se publicarán el próximo 20 de abril en Journal of the American Medical Association, que describen las primeras aplicaciones clínicas de este proceso de alta tecnología en pacientes con esta enfermedad. La secuenciación completa del genoma es un proceso que consiste en realizar un mapa del ADN de un paciente y analizarlo por mutaciones. Esto ha permitido que las terapias contra el cáncer hayan evolucionado desde las terapias estándar, para todos los pacientes con un tipo de cáncer, a tratamientos algo más personalizados.

El subdirector del Birmingham Comprehensive Cancer Center, en la Universidad de Alabama (UAB), que ha redactado el editorial que acompaña estos artículos, recuerda que, "en pacientes con cáncer de mama, colon y cáncer gástrico, carecemos de aproximaciones específicas para tumores con ciertas anormalidades genéticas".

"La secuenciación completa del genoma nos da la capacidad de controlar un número de tumores mucho mayor y compararlos con los resultados del paciente, por lo que es muy probable que nuestra terapia dirigida explote en la próxima década", anota. Según explica Pasche, profesor de Medicina, "en uno de los estudios, un paciente con leucemia presentaba un pronóstico pobre, pero, gracias a la secuenciación, se descubrió que el paciente tenía un gen que demostró que podría reaccionar favorablemente a una terapia diferente a la que, inicialmente, se recomendó para su caso".

"Si el paciente tiene ciertos genes, podrían no responde a ciertos tratamientos. Sin embargo, la secuenciación completa del genoma da una panorámica completa de la composición genética del tumor y del paciente, lo que puede permitir que el médico elegir un tratamiento", añade. Para Pasche, la panorámica objetiva del ADN secuenciado permite a los médicos estudiar el tumor de una forma que antes era imposible. Incluso cuando la tecnología ya estaba disponible, resultaba demasiado cara. Ahora el coste de secuenciar el genoma entero de un paciente y el genoma de su tumor ha bajado, aunque cuesta entre 30.000 y 40.000 dólares (entre 21.000 y 28.000 euros). "Los precios todavía están cayendo y lo hacen rápidamente.

En los próximos 10 años, costará menos de 10.000 dólares (7.000 euros) y será más asequible en los cinco años siguientes", adelanta Pasche, quien considera que tener la secuenciación genética cubierta por un seguro o de algún otro modo es un objetivo por el que ya se está trabajando. Según Pasche, en la UAB la secuenciación completa del genoma está siendo utilizada en varios proyectos, entre los que el más destacable es un ensayo clínico para mujeres con cáncer de mama triple negativo. "Hay un alto grado de expectación con la secuenciación completa del genoma", reconoce, indicando que la esperanza es que esta técnica mejore las tasas de supervivencia de los pacientes con cáncer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios