calvario y amor

Doble emoción en Marbella

  • Dos cofradías procesionaron hasta cinco tronos en la jornada del Jueves Santo

Salida procesional del Cristo de la Exaltación. Salida procesional del Cristo de la Exaltación.

Salida procesional del Cristo de la Exaltación. / E. moreno

Dos cofradías recorrieron las calles de Marbella en la jornada del Jueves Santo en la que procesionaron hasta cinco tronos. Primero fue la salida procesional del Cristo de la Exaltación, grupo escultórico compuesto de cuatro imágenes: Cristo Crucificado, dos sayones que tiran con sogas de la cruz y un soldado romano, y María Santísima del Calvario. Los Sagrados Titulares descendieron el monte en el que se encuentra la ermita del Calvario a la hora prevista en una tarde que quedó para el recuerdo tras cerca de seis horas de procesión. A la talla de José Dueñas Rosales, sobre un trono de retales de plata y oro portado por cerca de 90 hombres de trono con túnica negra y cíngulo rojo, les acompañaban nazarenos con túnica negra y capirote burdeos y la agrupación musical Virgen de las Angustias de Granada, que interpretó la marcha 'Cinco llagas' al comienzo del desfile. A Continuación, nazarenos con túnica negra y capirote celeste en la sección de la Virgen, que un año más se meció a los sones de la asociación musical Virgen del Rosario de Algatocín. La Dolorosa desfiló bajo palio sobre un trono barnizado en plata y adornado con flores blancas.

Tras bajar por la avenida del Calvario, el recorrido continuó por la calle Jacinto Venavente para después enfilar por la calle Castillejos y la calle Peral, ya en pleno casco antiguo, hasta adentrarse en sus estrechas callejuelas.

El fervor por las imágenes continuó ya caída la tarde con la salida procesional de los Titulares de la Hermandad del Cristo del Amor. Abría el cortejo la talla de Juan Manuel Miñarro, una de las más seguidas en la localidad, escoltado por un escuadrón de legionarios cerrando sección mientras cantaban 'El novio de la muerte'. Tras el trono del Cristo del Amor, San Juan Evangelista. La talla del siglo XVII atribuida a Pedro de Ocampo salía a reencontrarse con su pueblo. Cerrando el desfile, María Santísima de la Caridad, de Francisco Pinto, guiada por San Juan hacia el monte Calvario para ver a su hijo crucificado. Hace ya varios años que no se le concede a la Cofradía del Amor de Marbella la tradición de liberar a un preso en Semana Santa. Con este ya son cinco los años que no se indulta a ningún preso el Jueves Santo.

Ya en la recta final de esta Semana Santa, la localidad marbellí se teñirá de luto esta noche de Viernes Santo con el desfile procesional del Cristo Yacente y Nuestra Señora de la Soledad. La primera de ellas partirá a partir de las 20:30 horas desde la capilla de Santo Sepulcro. La segunda lo hará una hora más tarde desde la iglesia Nuestra señora de la Encarnación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios