Pollinica

Fervor y bebés en Alhaurín de la Torre

Un momento de la procesión en Alhaurín de la Torre. Un momento de la procesión en Alhaurín de la Torre.

Un momento de la procesión en Alhaurín de la Torre. / M. H.

Ealhaurín de la Torre vivió ayer un brillante Domingo de Ramos, pese al mal tiempo. La lluvia caída ocasionó que se retrasara la salida procesional de Nuestro Padre Jesús de la Paz y el Amor a su entrada en Jerusalén y María Santísima de la Esperanza, pero finalmente ambas imágenes, que por segundo año consecutivo se procesionaban por separado en sendos tronos, salieron a la calle para felicidad de las numerosas personas que aguardaban en las calles del recorrido, entre la Finca El Portón y la iglesia de San Sebastián.

Antes de salir, el hermano mayor hizo entrega de las medallas a los representantes de la Guardia Civil, y se realizó además la presentación de los bebés ante la Virgen. Los numerosos niños y niñas, ataviados para la ocasión, y las palmas dieron color al desfile, en el que participaron las principales autoridades municipales, cofrades y representantes de asociaciones y colectivos de Alhaurín de la Torre. El alcalde, Joaquín Villanova, excusó su ausencia por motivos de salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios