Cae una banda militarizada que robaba con violencia en viviendas

  • La Policía Nacional ha detenido a 25 personas de nacionalidad rumana en Madrid, Comunidad Valenciana y Baleares, aunque actuaban repartidos por toda España.

Comentarios 4

La Policía Nacional ha desarticulado una organización especializada en robos con fuerza en viviendas y en establecimientos comerciales, en una operación en la que ha detenido en Madrid, la Comunidad Valenciana y Baleares a veinticinco personas de nacionalidad rumana.

Según ha informado la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, los detenidos contaban con una estructura "tipo militar" altamente especializada, actuaban en grupos repartidos por toda España y utilizaban inhibidores de frecuencia para inutilizar las alarmas.

Disponían de un servicio de información previa sobre sus posibles objetivos, así como sobre las medidas de seguridad con las que contaban los establecimientos y las vías para escapar.

Además, usaban equipos de ultrasonido para ahuyentar a los perros de vigilancia y todo tipo de herramientas.

Una vez sustraída la mercancía era transportada en un vehículo, precedido por otro para detectar la presencia policial, y se guardaba en un piso, desde donde se vendía o se remitía a Rumanía.

La investigación, que continúa abierta, ha comenzado en la Comunidad Valenciana y posteriormente los agentes descubrieron que la organización se encontraba dividida en tres ramas, asentadas en Madrid, Valencia e Islas Baleares.

La primera fase de la operación se ha llevado a cabo sobre la parte de la red asentada en Madrid, especializada en robos en comercios, perfumerías y tiendas de ropa.

La zona de actuación de este grupo abarcaba desde Madrid y Toledo hacia el norte y este de España -Bilbao, Santander, Logroño, Asturias, Zamora y Cáceres-. Un dispositivo de treinta agentes detuvo simultáneamente a los dieciséis miembros de este grupo asentados en Madrid.

Además, se han efectuado varios registros en domicilios en España y en Rumanía y se ha intervenido gran cantidad de perfumes, ropa de conocidas marcas, productos de estética y otros objetos valorados en más de 80.000 euros.

La segunda fase ha sido llevada a cabo en la Comunidad Valenciana al estar asentado otro grupo en Valencia y Alicante, especializado en los robos en chalés de zonas residenciales de lujo.

La información sobre estas viviendas la obtenían de personas que habían trabajado en reformas o que estaban empleadas en el servicio doméstico, de modo que conocían la ubicación de las cajas fuertes y los lugares en los que se guardaban las joyas y el dinero.

La Policía detectó que tras uno de los robos el jefe de este grupo se trasladó a Madrid para viajar a Rumanía, por lo que fue arrestado cuando llevaba 23.800 euros en efectivo.

Los agentes detuvieron a otros tres miembros en Denia (Alicante), y Oliva (Valencia) e intervinieron un inhibidor de frecuencia, un ahuyentador de perros por ultrasonidos, diversas herramientas, 1.500 euros, varias monedas de plata de 1870 y joyas procedentes de las sustracciones, entre ellas un brazalete con veinticinco brillantes que ya ha sido reconocido por su propietaria.

Posteriormente, la Policía ha desarticulado la parte de la organización que operaba en las Islas Baleares y que buscaba viviendas de extranjeros deshabitadas.

Así, se ha arrestado a los cinco integrantes de este grupo y se han registrado tres viviendas, en las que se han recuperado gran cantidad de joyas, perfumes, cámaras fotográficas y de vídeo y otros efectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios