Detenidos en Colombia 38 familiares y allegados a ex jefes del cartel de Cali

  • Los hermanos Rodríguez Orejuela, pese a estar encarcelados en Estados Unidos, seguían manejando más de cien propiedades de origen ilegal no declaradas

La Policía colombiana detuvo este miércoles a 38 familiares y allegados a los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, jefes del disuelto cartel de narcotraficantes de Cali y presos en EEUU, y ocupó más de 70 bienes de los arrestados.

Según la Dirección de la Policía Criminal (Dijin), la operación fue llevada a cabo por funcionarios de la Fiscalía y agentes de esa división encargada de delitos de blanqueo de dinero y asuntos relativos a testaferros.

Entre los detenidos en varias ciudades colombianas, entre ellas Bogotá y Cali, capital del departamento del Valle del Cauca (suroeste), figuran cuatro hijos, una hermana y un sobrino de Gilberto y de Miguel Rodríguez Orejuela, extraditados a Estados Unidos en 2004 y 2005, respectivamente, según fuentes policiales.

En un barrio exclusivo de Cali fueron detenidos Amparo Rodríguez, hermana de los dos narcotraficantes presos en EEUU; su esposo, Alfonso Gil; además de Jaime, Humberto y Alexandra, hijos de Miguel Rodríguez Orejuela, alias "El Señor".

En Bogotá fue arrestada Claudia Rodríguez, hija de Gilberto Rodríguez Orejuela, conocido con el apodo de "El Ajedrecista".

Según las fuentes policiales, las propiedades de esa familia vinculada al Cartel de Cali fueron intervenidas para su confiscación por considerar que se adquirieron con fondos ilegales.

Agregaron que los hermanos Rodríguez Orejuela, pese a estar encarcelados en Estados Unidos, seguían manejando más de cien propiedades de origen ilegal no declaradas.

El disuelto cartel fue considerado en la década de 1980 y comienzos de los 90 la mayor organización de tráfico de cocaína del mundo y se le atribuyó en su mejor momento el movimiento del 80 por ciento de esa droga que llegaba a EEUU.

Sus fundadores, los Rodríguez Orejuela, comenzaron como modestos trabajadores, crearon una cadena de farmacias y formaron un conglomerado con bancos y equipos deportivos, al tiempo que adquirían poder en numerosos sectores de Colombia y sobornaron durante años a políticos y miembros de la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios