Expertos en favor de la píldora del día después defienden su venta sin receta

  • Sanidad prepara un informe sobre la repercusión en la salud de las menores

La Sociedad Española de Contracepción (SEC) y la Fundación Española de Contracepción (FEC) temen que el informe encargado por el Ministerio de Sanidad sobre la píldora poscoital no se base en evidencias científicas y pueda tener "algún sesgo de otra naturaleza". Así lo manifestaron ayer los presidentes de la FEC y de la SEC, Ezequiel Pérez Campos y Esther de la Viuda, para presentar la postura de ambas sociedades ante posibles modificaciones de la dispensación sin receta de la píldora del día después.

Ambas organizaciones han manifestado su "malestar" por el hecho de que no hayan sido convocadas por el Ministerio de Ana Mato para participar en el informe médico y científico sobre las repercusiones de la píldora en la salud de la población femenina y especialmente de las menores en desarrollo. Sin embargo, sí ha invitado a participar en dicho estudio a la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la cual ha recabado información de la SEC y de la FEC.

De la Viuda precisaba que "en principio" no presuponen que haya "ninguna intención" en la decisión de Sanidad . "No hay motivos desde el punto de vista científico", aseguró, para preocuparse por la posibilidad de que se vuelva a la situación anterior a 2009, cuando era necesaria una receta médica. Esta doctora lamentaba que a pesar de las evidencias científicas que existen sobre la seguridad y eficacia de la anticoncepción de urgencia, el mensaje "no haya calado" en la opinión pública y en muchos profesionales. Así, recordaba que el paracetamol, que se vende en farmacias sin receta, tiene incluso "más riesgo" para la salud humana que lapíldora del día después.

La presidenta de la SEC insistió en que esta pastilla es "una segunda oportunidad", que se utiliza cuando se ha tenido una relación sexual de riesgo. Otra de las ideas "erróneas" que, según De la Viuda, persisten entre la población, es que es un método para abortar.

En cuanto a su seguridad, la OMS (Organización Mundial de la Salud) señala que es segura para todas las mujeres, incluidas las adolescentes, que es un fármaco bien tolerado que no produce reacciones adversas y que su uso reiterado no presenta riesgos para la salud, que "no es ninguna bomba hormonal"

La Conferencia de Consenso sobre anticoncepción de urgencia concluyó el pasado octubre que su uso no aumenta las ETS (enfermedades de transmisión sexual), que no incrementa la frecuencia de las relaciones sexuales sin protección y no cambia los patrones de utilización de anticoncepción habitual. Según una encuesta, sólo un 14% de las mujeres de entre 15 y 50 años la habían usado alguna vez, lo que demuestra, según el doctor Pérez Campos, que las españolas la utilizan de forma "muy medida y muy controlada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios