Expulsados de España dos cabecillas de bandas latinas

  • Hay en trámite otras 18 órdenes de expulsión sobre otros líderes en Madrid, en aplicación de la Ley de Extranjería.

Comentarios 5

La Delegación del Gobierno en Madrid ha aplicado la Ley de Extranjería a los 34 principales cabecillas de bandas latinas que operan en la región, dos de los cuales ya han sido expulsados de España y se les ha prohibido volver en 5 y 10 años, mientras otras 18 órdenes expulsión están en marcha. La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha informado sobre las medidas adoptadas por esta institución en los últimos meses para impedir el asentamiento de bandas latinas en la Comunidad de Madrid, entre ellas una estricta aplicación de la Ley de Extranjería contra sus miembros.

Lo ha hecho en una rueda de prensa junto al jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso Fernández, y el inspector Ricardo Gabaldón, jefe del grupo de bandas latinas de la Brigada de Información, en la que los tres han dado cuenta también de la reciente detención de 16 pandilleros de estos grupos. La expulsión de España, la revocación de la nacionalidad adquirida y la anulación del permiso de residencia son las tres medidas puestas en marcha por la Delegación, que ya ha actuado contra 34 cabecillas de esas bandas -12 ñetas, 18 trinitarios, 7 Dominican Don't Play, 5 latin king y 2 de las maras- y está analizando la situación de otros 94 miembros de estos grupos.

En los últimos meses se han abierto veinte expedientes de expulsión contra esas personas, dos de los cuales han concluido con la expulsión de los afectados, mientras que el resto continúa tramitándose. Cifuentes ha confiado en que los expedientes abiertos concluyan con la expulsión de los miembros de las bandas latinas, aunque ha reconocido que Ley de Extranjería "tiene una casuística muy especial y es muy garantista" y por tanto su aplicación no es de efecto inmediato.

La aplicación de la Ley de Extranjería se complementa con charlas policiales preventivas para evitar que los menores se sumen a estos grupos, ya que se estima que el 30% de sus integrantes tienen menos de 18 años, así como con un mayor control en el aeropuerto de Barajas. Y todas esas actuaciones se suman a las investigaciones y detenciones que lleva a cabo la Policía, que desde enero de 2012 hasta ahora ha practicado 1.048 arrestos de pandilleros, muchos de ellos reincidentes.

La delegada y los mandos policiales han informado de la detención 16 jóvenes integrantes de los Trinitarios, tres de ellos menores de edad, como responsables de dos reyertas recientes, por las que se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal, riña tumultuaria, desórdenes públicos y lesiones. Seis han sido arrestados por una pelea ocurrida el pasado 7 de febrero en el distrito de Puente de Vallecas entre trinitarios y ñetas en la que resultaron heridos tres jóvenes, y el resto por el incidente registrado el pasado sábado en Atocha, donde un grupo de trinitarios que venía de Leganés comenzó a pelearse entre sí y luego se enfrentó a los vigilantes de seguridad, huyendo por las vías.

Cifuentes ha incidido en que el objetivo de la Delegación y la Policía es "que las bandas no se hagan con ningún territorio" y que con la aplicación "sistemática y muy estricta" de la Ley de Extranjería se traslada el mensaje a esos jóvenes de que "si cometen delitos, serán expulsados por ley". Actualmente en la Comunidad de Madrid hay unos 350 miembros activos de bandas latinas, unos 60 o 70 por cada banda, y el grupo que ahora tiene más presencia es el de los Trinitarios, aunque suele haber un cierto equilibrio y mientras son más activos otros están en la sombra, según ha explicado el inspector Gabaldón. El mando policial ha asegurado que en los últimos meses la actividad de las bandas latinas en Madrid ha sido "bajísima" y normalmente se pelean entre ellas sin causar heridos graves o fallecidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios