La ONU advierte, ante el nuevo aumento de casos, de que el ébola no está bajo control

  • La OMS apunta que en el reciente repunte se ha observado que el virus ha recorrido "largas distancias", de cientos de kilómetros, desde Monrovia y otras zonas de Liberia y Guinea hasta áreas próximas a las fronteras con Senegal y Mali.

La ONU advirtió de que la epidemia de ébola todavía no está bajo control, pese a la sostenida reducción de casos en semanas recientes, una tendencia que se revirtió la semana pasada con un aumento de enfermos en Liberia, Sierra Leona y Guinea, los tres países más afectados. "El brote aún no está bajo control", dijo David Nabarro, enviado especial para el ébola del secretario general de Naciones Unidas, organización que coordina la ayuda internacional para terminar con la epidemia.

Por su parte, el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Bruce Aylward, explicó que en el reciente repunte de casos se ha observado que el virus ha recorrido "largas distancias", de cientos de kilómetros, desde Monrovia y otras zonas de Liberia y Guinea hasta áreas próximas a las fronteras con Senegal y Mali. El declive de casos ha llevado a que se crea "que esto iba a continuar y que nos dirigíamos directamente a cero casos, pero habíamos advertido de que esto no era lo que iba a ocurrir", recordó Aylward.

La semana pasada se registraron 124 nuevos casos: 80 en Sierra Leona, 39 en Guinea y cinco en Liberia, frente a 65, 30 y cero, respectivamente, una semana antes. El experto presentó un gráfico que mostraba una curva en claro declive desde el pico alcanzado en el tercer trimestre de 2014 -en particular en septiembre, cuando se reportaban 800 nuevos casos por semana y su número se duplicaba cada dos a tres semanas-, pero en el que se observa la leve subida de la semana pasada. El mensaje es que no se debe subestimar ese aumento porque "no es lo que queremos ver sólo dos meses antes de la temporada de lluvias", mientras que "el virus empieza a desplazarse distancias significativas entre estos países".

Aylward aseguró además que el virus del ébola mantiene sus características y no presenta mutaciones genéticas que puedan dificultar las acciones dirigidas a detener la epidemia. "No hay evidencia en este momento de que haya alguna mutación asociada al virus del ébola, que le confiera alguna característica que complique la respuesta o con respecto a la manera en que se transmite", señaló en rueda de prensa. Investigadores del Instituto Pasteur, en Francia, indicaron recientemente que el virus estaba mutando, lo que encendió las alarmas por el riesgo de que cambie su forma de contagio, que se produce únicamente por contacto directo con fluidos corporales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios