El obispo de San Sebastián hace una analogía entre el aborto y la "esclavitud de los negros en África"

  • José Ignacio Munilla pide luchar para que la interrupción voluntaria del embarazo sea un día "cosa del pasado".

Comentarios 27

El obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla, se ha mostrado confiado en que la reforma de la Ley de Salud Sexual, Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo prevista por el Gobierno de Mariano Rajoy, "no sea una mera operación de estética" sino que "tome muy en consideración" la sentencia del Tribunal Constitucional de 1985 "en la que se reconoce el derecho a la vida".

En una entrevista a Radio Euskadi, el obispo ha señalado que "no conocemos el alcance real de la misma" -en alusión a la reforma-, aunque ha señalado que "esta ley es incompatible con la actual, que consagra el aborto como un derecho de la persona, algo que es una aberración". Por ello, ha insistido en que "tenemos la obligación de luchar para que llegue el día en que el aborto sea una pesadilla del pasado, al igual que la esclavitud de los negros de África". En esta línea, ha considerado que la víctima del aborto "también es la madre", y ha afirmado que "estamos observando que cada vez vienen más mujeres que abortaron para pedirnos ayuda psicológica, porque el aborto siempre es un drama".

Preguntado sobre el descenso del número de bodas por la Iglesia, monseñor Munilla ha señalado que "afecta mucho el tema del divorcio" porque las personas que se casan en segundas o sucesivas nupcias "no pueden casarse por la Iglesia", algo que "afecta mucho a la estadística".

Por otro lado, el obispo de San Sebastián ha animado a los padres a matricular a sus hijos en la asignatura de Religión, y "que lo hagan con libertad". En opinión de monseñor Munilla, la fe y la razón "son dos alas de una misma águila" y ha considerado que un águila "no vuela con un ala, sino con las dos" y "así se ha sustentado nuestra cultura". Por ello, ha considerado que "el intento" de "expulsar la religión de la escuela pública solo puede entenderse desde una crisis de identidad". Asimismo, ha recordado que "aproximadamente en la mitad de los países europeos" la asignatura de Religión es obligatoria mientras que en la otra mitad es de carácter opcional. "Parece como si nos avergonzásemos de nuestras raíces", ha planteado, para añadir que es "imposible" entender nuestra cultura "sin sus raíces religiosas".

El obispo de San Sebastián también ha explicado que existe un laicismo "excluyente" que "entiende que si un centro es laico, en él no cabe la religión". Sin embargo, ha añadido, la legislación española "tiene otro concepto de laicidad no excluyente, en la que caben todos". Cuestionado sobre el descenso de las matriculaciones en la asignatura durante los últimos años, monseñor Munilla ha planteado que se debe a la "secularización existente en nuestra sociedad", que está ligada, ha insistido, a un laicismo "excluyente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios