Los júniors de la ciencia nacional suspenden al sistema de I+D+I

  • Los jóvenes investigadores prefieren trabajar en Suiza, Reino Unido y EEUU

Los científicos españoles aseguran trabajar mejor en el extranjero porque reciben una mejor formación, según el informe Innovacef 2008, elaborado por el Centro de Estudios Financieros (CEF) en colaboración con la Federación de Jóvenes Investigadores/Precarios. Los júniors españoles de la ciencia, por tercer año consecutivo, suspenden al sistema español de I+D+I, en cuanto a la confianza que despierta, con una puntuación de 4,3 sobre 10.

Los resultados de este estudio, para el que se encuestó a 217 personas en España y 218 en el extranjero, revelan que, en general, los investigadores en el extranjero reciben una mayor formación y están más satisfechos con su carrera profesional. Con los gastos que va a efectuar su organización para que puedan realizar adecuadamente su labor, despliegan una mayor cooperación con otras organizaciones, son más productivos y logran más beneficios económicos para los países que los contratan, por lo que prefieren viajar que trabajar en España.

En todo caso Galicia, Cataluña y Valencia son las comunidades autónomas que mayor confianza despiertan entre sus jóvenes investigadores, mientras que Suiza, Reino Unido y Estados Unidos son los destinos favoritos a la hora de salir al extranjero. En este sentido, en la actualidad puede haber unos 48.000 jóvenes investigadores en España, según las últimas cifras que ofrece el INE y el número de científicos españoles que desarrollan su actividad en el extranjero se sitúa entre los 3.000 y los 10.000. "Siguen existiendo grandes dificultades para que los jóvenes investigadores accedan a una beca o un contrato posdoctoral. Persiste el círculo vicioso, por el cual conforme se va necesitando personal investigador se emplea a nuevos becarios que, por un menor salario, continúan con el trabajo que estaban realizando sus antecesores hasta que alcanzaron el título de doctorado", señala el autor del estudio, Pedro Aceituno.

Por ello, considera que las únicas alternativas para los nuevos doctores son la "precariedad laboral" en España o "continuar dicha carrera en otros países", que son los grandes beneficiarios del esfuerzo investigador español. En definitiva, advirtió de que va a continuar registrándose una "fuga de cerebros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios