Un científico español estará ocho meses en la Antártida aislado a -80º

  • Realizará un estudio sobre los neutrinos enterrados en la superficie del Polo Sur

El físico aragonés de la Universidad de Zaragoza (UZ) Carlos Pobes quedó ayer aislado para los próximos ocho meses en la base científica estadounidense Amundsen-Scott, en la Antártida. Pobes lleva desde octubre buscando neutrinos a 80 grados bajo cero y entró este miércoles en una nueva fase de su estudio. Este científico, formado en el Grupo de Investigación de Física Nuclear y Astropartículas (Gifma) de la UZ, será el primer español a cargo del funcionamiento del telescopio de neutrinos IceCube, junto con el investigador sueco Sven Lidstrom.

El telescopio aprovecha los casi tres kilómetros de espesor del hielo antártico para capturar neutrinos enterrados procedentes de todos los rincones del Universo. Este experimento involucra a 39 institutos de investigación de 11 países y se espera el IceCube obtenga una "primera fotografía" del Universo con neutrinos. Servirá, a su vez, para recabar información fundamental para resolver misterios como el origen de los rayos cósmicos.

Los neutrinos son partículas eléctricamente neutras, cuya masa es inapreciable y es tan esquiva que se requieren enormes volúmenes para situar los detectores y largos tiempos de exposición para poder capturar un número suficiente. Algunos fenómenos astrofísicos que producen neutrinos pueden durar sólo unos segundos, por lo que se hace imprescindible que el detectorfuncione de manera continua, y tanto Pobes como su colega sueco deberán garantizar el correcto funcionamiento del telescopio con extrema crudeza térmica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios