74 detenidos en una operación contra la pornografía infantil

  • Condenan a 39 años de cárcel al dueño de un gimnasio por abusar de cinco menores

Un total de 74 personas han sido detenidas y otras 61 han sido imputadas en una extensa operación de la Policía Nacional contra la pornografía infantil en internet, en la que se han intervenido millones de fotos y vídeos de niños e incluso bebés, víctimas de abusos sexuales, algunos de extrema crudeza. En la operación los agentes han analizado más de 2.500 conexiones y han identificado a 180 usuarios que compartían y poseían material pornográfico en el que intervienen niños y adolescentes. Algunos de esos pedófilos ya habían sido detenidos en anteriores ocasiones.

Entre los arrestados, se encuentra un hombre de Tarragona, al que se le ha intervenido una cámara fotográfica con imágenes de contenido sexual de su sobrina menor de edad -de unos trece años- y de otro menor, hijo de una vecina, de dos años.

Al igual que ha sucedido en otras operaciones contra la pornografía infantil en la Red, hay un amplio abanico de profesiones entre los arrestados, la inmensa mayoría de nacionalidad española y sin antecedentes. Los hay ingenieros, informáticos, un buen número de desempleados, funcionarios, vigilantes de seguridad, un profesor, un menor de edad, empleados de banca o estudiantes.

En los 130 registros realizados, la Policía ha intervenido millones de archivos que ahora serán minuciosamente analizados para tratar de identificar a los agresores que aparecen en las imágenes, a los niños víctimas de los abusos o determinar si alguno de los detenidos en España es también autor de agresiones. El comisario jefe de la operación, Manuel Vázquez, ha reconocido que identificar a los productores de la pornografía infantil es siempre difícil aunque no por ello "vamos a dejar de intentarlo". "Vamos a utilizar todas las bases de datos disponibles como las de Interpol para tratar de identificar a los agresores pederastas", alertó.

Por otro lado, la Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a penas que suman 39 años y cuatro meses de prisión al dueño de un gimnasio ubicado en Águilas (Murcia) por abusar durante cuatro meses de cinco menores de edades comprendidas entre los siete y los once años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios