El mes de diciembre fue el cuarto más seco del último medio siglo

  • En amplias zonas del país las lluvias han registrado valores de entre un 50% y un 75% por debajo de la media habitual · Los expertos aseguran que esta situación no ha incidido en la salud de la población

Amplias zonas del país han registrado en las últimas semanas entre un 50% y un 75% menos de lluvia de los valores normales y temperaturas cuatro décimas por encima de lo habitual.

Estas circunstancias no han influido de forma significativa ni en la salud de la población ni en las boinas de contaminación que acostumbran acompañar los grandes anticiclones invernales del mes de enero, según los expertos consultados por Efe.

La sensación de un invierno muy suave quizá obedezca a que el comienzo de enero está siendo seco y se superpone al déficit (de lluvia) de diciembre, explicó el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Angel Ribera.

El pasado mes registró cuatro décimas por encima del valor medio de temperatura, pero con un reparto bastante regular: más cálido de lo normal en la mitad sureste y más frío en la mitad suroccidental.

Y también resultó muy seco: ha llovido en general un 30% menos de los valores históricos, como media 25 litros por metro cuadrado en la península, en lugar de 82 litros. Todo esto "sitúa a diciembre como el más seco desde 1988 y el cuarto más seco" del último medio siglo.

Durante los primeros días de enero también está lloviendo menos de lo corriente, aunque ahora "es el tiempo de los grandes anticiclones invernales".

Pese a la percepción social, invierno no es la estación en la que más llueve, sino otoño y primavera.

En estos momentos, el balance hídrico (que se inicia el 1 de octubre) se sitúa en un 35%, pero hay zonas que están por debajo del 50% -como Canarias- y amplias áreas se sitúan del 50% al 75%, entre ellas la mitad occidental de Castilla-La Mancha, el tercio oriental de Extremadura, todo el norte de Andalucía y zonas del cantábrico y Pirineos.

Ribera señaló por último que un anticiclón siempre supone una "tapadera" sobre el suelo, que acumula todos los gases y los humos como "una losa".

Por otro lado, el doctor Francisco Camarelles, de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), ha explicado que el tiempo de las últimas semanas no ha variado los patrones de consulta de los pacientes y no han aparecido patologías asociadas al mismo.

De todo modos, finales de diciembre y, sobre todo, el mes de enero es un tiempo de "alta demanda", debido a las infecciones respiratorias y los "buenos propósitos" (dejar de fumar, adelgazar, chequeos...), pero la ausencia de lluvia y un invierno más suave no han influido en la salud de la población, según Camarelles.

Por último, la organización Ecologistas en Acción señaló que el problema de la contaminación atmosférica que sufre Madrid, y que cada año supone "la muerte prematura de 2.000 personas", no es el "tiempo seco".

En su opinión, ésta es la excusa bajo la cual la alcaldesa, Ana Botella, esconde la inacción por parte del Ayuntamiento de Madrid para atajar este grave problema de salud pública. El problema de la contaminación "reside en la gran cantidad de tubos de escape que circulan por la capital, y en la falta de medidas de tipo estructural para reducir su uso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios