Uno de cada tres españoles admite haber comprado medicinas de forma ilícita

  • El mercado de medicamentos falsificados en España alcanza los 1.500 millones de euros · El número de fármacos falsos decomisados en las fronteras europeas se multiplicó por siete en dos años

Uno de cada tres españoles, un 29%, admite haber adquirido medicamentos con prescripción de una manera inadecuada o fraudulenta, de los cuales un 18% lo hizo por medios ilegales , a través de internet. De éstos, más del 20% se decidió a comprar después de recibir publicidad a través del correo spam. Así se desprende del estudio sobre medicamentos falsificados Cracking Counterfeit Europe, encargado por la compañía biomédica Pfizer y realizado en noviembre de 2009, y que revela que los fármacos ilegales generan una enorme economía sumergida.

La mayor investigación llevada a cabo sobre medicamentos falsos hasta la fecha estima que este mercado ilícito puede superar en España los 1.500 millones de euros al año, el 14,3% del total del mercado negro europeo, que se cifra en 10.500 millones de euros, revela el informe, para el que han entrevistado a más de 14.000 personas de 14 países europeos.

El número de envases de fármacos falsos descubiertos en las fronteras europeas ha aumentado desde los 560.598 en el año 2005 hasta los 4.081.056 en el año 2007, o lo que es lo mismo, se ha multiplicado por siete en dos años. Precisamente Gunter Verheugen, vicepresidente de la Comisión Europea de Industria, anunció que 34 millones de pastillas falsas habían sido decomisadas en las fronteras europeas en los dos últimos meses, en octubre y noviembre de 2009.

Casi un tercio -29,8%- de un millar de españoles encuestados en el marco de esta indagación reconocen haber comprado medicamentos que necesitan prescripción médica a través de prácticas inadecuadas o ilícitas, lo que significa que unos 11 millones de personas en este país han practicado este consumo de riesgo.

La media europea de personas que adquieren medicamentos de prescripción a través de prácticas inadecuadas o ilícitas es del 21%, y España se sitúa en la cuarta posición, por detrás solamente de Alemania (38%), Italia (37%) y Noruega (30%).

Los resultados sugieren de manera "preocupante" que en España millones de personas acuden a internet para comprar medicamentos que deben ser prescritos por un profesional sanitario, aun cuando se estima que entre el 50 y el 90% de los fármacos comprados en la red son falsos.

El 29% lo hace para ahorrar y uno de cada nueve españoles entrevistados, el 11%, acude a este canal porque es más rápido y práctico. Los fármacos más consumidos fueron para la gripe, con un 59,2% -el estudio se realizó en pleno auge mediático de la pandemia-; para adelgazar (22,5%); para dejar de fumar (16,8%); para el dolor crónico (16,1%) y para la disfunción eréctil (14%).

El director de comunicación de Pfizer, Francisco García Pascual, indicó que si bien dos tercios de la población (67%) no comprarían estos productos si supiesen que son falsos, todavía un preocupante 13% de los encuestados manifiestan que esto no modificaría su intención de compra.

La presidenta de la Sociedad Española de Médicos de Familia y Comunitaria (Semfyc), Ana Pastor, recordó que pueden contener ingredientes nocivos como raticidas, ácido bórico o plomo; que lo habitual es que sean producidos por personas no cualificadas, en lugares poco higiénicos y que pueden incluir cantidades excesivas, insuficientes o directamente inexistentes del principio activo que deberían poseer. En consecuencia, alertó de que pueden provocar graves daños a los pacientes e incluso llegarles a causar la muerte.

Los expertos han coincidido en que los españoles están arriesgando su salud y contribuyendo al desarrollo de la economía ilegal al acceder a medicamentos que están fuera de los sistemas sanitarios legítimos. Uno de cada cinco entrevistados -21%- no consideran que comprar sin receta medicamentos que requieren prescripción médica es una actividad de riesgo. Esta situación pone de manifiesto, según apuntó la doctora, una "clara necesidad de educación y concienciación pública". En esta línea, comentó que el 50% de la población acude a internet en busca de información y consejo sanitario, por lo que este problema tenderá a incrementarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios