Los humedales están en peligro

  • A pesar de las distintas figuras administrativas que protegen estos espacios, los ornitólogos denuncian que persisten las agresiones al medio y urgen a cumplir la directiva del agua y la ley de biodiversidad

Los 63 humedales de reconocido valor internacional que todavía existen en España deberán estar protegidos antes de 2015, pero vertidos, trasvases, contaminación, urbanismo y sequía, amenazan la conservación de estos hábitats. Para evitarlo y con motivo de celebrarse ayer el Día Mundial de los Humedales, SEO/BirdLife ha puesto en marcha una campaña bajo el lema Alas sobre Agua, que intenta impulsar la protección de estos ecosistemas y de las más de 150 especies de aves acuáticas que albergan.

David Howell, coordinador del Área de Políticas Ambientales y Responsable de la campaña, explica que España tiene algunos de los humedales más ricos de Europa. "Los ríos, lagos, ramblas mediterráneas, marismas, albuferas, arrozales, salinas y estuarios que hay en España tienen mucha diversidad de aves acuáticas que son auténticas joyas de la naturaleza y que, si no hacemos nada para evitarlo, acabarán por desaparecer", avisa Howell.

La intensificación agrícola, el uso de productos agroquímicos, los vertidos, la sobreexplotación, o la rectificación de los cauces de los ríos son sólo algunos de los múltiples factores que amenazan con destruir los últimos 63 humedales que hay en España reconocidos por el Convenio Ramsar, que fue ratificado por el Ministerio de Agricultura en 1982.

Con la campaña, SEO/BirdLife pretende conseguir que los humedales protegidos estén en buen estado de conservación antes de diciembre de 2015, la fecha tope que marca la directiva marco del Agua de la Unión Europea.

En paralelo a la normativa europea, la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad establece que antes de diciembre de 2010, las comunidades autónomas deberán tener planes de gestión específicos para conservar los espacios protegidos por la Red Natura 2000, que también incluye a los humedales.

Sin embargo, la tarea no es fácil porque, en la práctica, ambas normativas obligarán a la Administración a aprobar unos planes de cuenca específicos para las necesidades de cada humedal, y para ello hay que conseguir que "las políticas de gestión del agua en España incluyan el respeto por los ecosistemas", advierte Howell.

De hecho, explica Howell, "el lema del Día Mundial de los Humedales elegido para este año, Aguas arriba, aguas abajo, los humedales nos conectan a todos, refleja muy bien el reto al que deberán enfrentarse las administraciones españolas: diseñar una política agraria y rural compatible con la conservación de la biodiversidad acuática".

Es decir, que para conseguirlo, la Administración debería aprobar planes de cuenca, adaptar las demandas de agua a la capacidad de los ecosistemas, publicar en Internet los datos actualizados del uso del agua, poner en marcha programas de seguimiento ambiental e implicar a los todos sectores afectados, explica Howell.

"El objetivo es devolver agua y vida a los humedales a través de un giro radical en la política de aguas para que prime la conservación de estos frágiles ecosistemas que son únicos y que además se pueden recuperar", asegura este conservacionista.

No obstante, aunque la gestión sostenible del agua en España es una labor de "coordinación entre las administraciones, de voluntad política y de medidas concretas", la sociedad también juega un papel muy importante y es crucial para la defensa de estos ecosistemas. Por eso, la campaña de SEO/BirdLife recopilará y divulgará toda la información disponible sobre las aves acuáticas y los humedales y fomentará la concienciación social a través de cursos y actividades organizadas por los grupos sociales y las delegaciones territoriales de esta asociación ornitológica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios