La madre de la niña cuya muerte se atribuyó a malos tratos pide que se impute a los médicos

  • El compañero de la mujer fue detenido y posteriormente puesto en libertad sin cargos

La madre de Aitana, la niña de tres años que falleció el 27 de noviembre a causa de unas lesiones que se achacaron erróneamente a su compañero, ha pedido al juez que declaren como imputados los médicos que certificaron que la niña había sufrido una agresión sexual y malos tratos.

La representación legal de la madre ha pedido al juez que instruye la causa que también declare "la institución o autoridad que filtró a los medios de comunicación" el primer informe del Centro de Salud de El Mojón, que dio lugar "al error" de los medios informativos al achacar esa agresión a la pareja de la madre, D.P.V.

El letrado también pide que declaren los guardias civiles y los policías locales de Arona que intervinieron en el atestado para explicar si algún médico les ratificó la existencia de esa agresión sexual y de los malos tratos.

El abogado solicita igualmente que declare la jefa de estudios, tutora y profesora de la niña, así como el director del colegio al que asistía y que ya manifestó en su día que "nunca se apreció ningún problema" y que la niña acudía a clase "con total normalidad".

En su escrito, el abogado pide además el sobreseimiento de la causa respecto a D. P. V. al "no existir indicio alguno de participación en ningún hecho delictivo", ya que la autopsia descartó la existencia de malos tratos y agresiones sexuales. Aunque en un primer momento el compañero fue detenido por estos hechos, posteriormente el titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Arona lo puso en libertad sin cargos y en un auto señalaba que la muerte de la niña se pudo producir por un golpe que se causó en una caída accidental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios