Cuatro muertos en dos matanzas familiares en Alemania

  • Dos adolescentes y su padre fueron hallados muertos ayer en su casa en el sur de Francia

Cuatro personas resultaron muertas, dos mujeres y dos niños de 4 y 12 años, en dos dramas familiares ocurridos la noche del viernes en las ciudades alemanas de Ludwigshafen y Gifhorn.

El padre de los dos niños muertos, un hombre de 37 años, fue detenido ayer por la Policía, que lo encontró herido en las cercanías de su casa de Ludwingshafen (oeste de Alemania). Se sospecha que el hombre mató a sus hijos tras una fuerte discusión con su esposa, a quien dejó herida de gravedad. El presunto asesino llamó inmediatamente después a la policía para informar de que había matado a toda su familia.

En Gifhorn, Baja Sajonia (norte de Alemania), otro hombre de 36 años confesó haber matado a su esposa, de 29 años, y a la hermana de ésta, de 16, delante de sus hijas, de un año y medio y 5 años, mientras que un tercero, de 9, jugaba fuera.

Por otro lado, dos hermanos adolescentes y su padre fueron encontrados muertos a tiros ayer en su domicilio de la localidad de Canhoes (sur de Francia), en lo que, según los primeros elementos de la investigación, parece un acto desesperado del progenitor, indicaron fuentes judiciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios