El temporal amaina en España tras cobrarse tres víctimas mortales

  • Una anciana murió en Galicia tras caerle encima un muro que cedió al fuerte viento, y dos personas fallecieron en Burgos tras chocar contra un árbol caído.

Comentarios 4

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó que España ha afrontado de forma adecuada la ciclogénesis explosiva que atravesó este fin de semana el país, a la vez que lamentó el fallecimiento de tres personas a causa del temporal. Los fallecidos son una mujer de 82 años y natural de Ourense, que perdió la vida al caerse un muro, y dos hombres en un accidente de tráfico en las inmediaciones del pueblo de Arlazón (Burgos) después que el vehículo en el que viajaban chocara contra un árbol tendido en la calzada.

Tras comparecer ante los medios en la sede de su departamento por las detenciones de ETA, Rubalcaba aseguró que España ha afrontado de forma adecuada la borrasca atlántica o ciclogénesis. "En conjunto los ciudadanos han actuado responsablemente y eso ha disminuido muchísimo los riesgos, aunque ciertamente tenemos que lamentar tres fallecimientos, una mujer que ha muerto en Orense y dos personas que se estrellaron contra un árbol que cayó en la carretera cuando pasaban desgraciadamente", explicó el titular de Interior.

Así, señaló que "en conjunto", el país ha funcionado "bien", las comunidades han estado coordinadas y felicitó a los servicios de seguridad por su actuación durante estos dos días. "Me gustaría agradecer a todo el mundo el comportamiento que ha tenido así como a los servicios públicos, que han estado ahí toda la noche al pie del cañón, para garantizar que si pasaba algo se corrigiera lo más rápidamente posible", agregó.

Dos fallecidos y varios heridos

El pasado sábado, el Centro de Emergencias 112 Galicia informó del fallecimiento de una mujer de 82 años en la localidad ourensana de Vilar de Barrio por la caída de un muro. Según explicó el servicio de emergencias, el suceso ocurrió en la tarde del sábado en la localidad ourensana de Vilar de Barrio, cuando a la mujer, de iniciales C.D.G., se le cayó encima parte de un muro de una nave. Al lugar del suceso se desplazó una ambulancia del 061, así como efectivos de la Guardia Civil, Protección Civil y los Bomberos de Xinzo que, sin embargo, no llegaron a intervenir.

Horas más tarde, dos hombres murieron en un accidente de tráfico en las inmediaciones del pueblo de Arlazón (Burgos) después que el vehículo en el que viajaban chocara contra un árbol tendido en la calzada que había caído a consecuencia de los fuertes vientos que en las últimas horas azota buena parte de España. El accidente se produjo en la carretera BU-820 a la altura del punto kilométrico 3,8, cuando el vehículo, un Renault 21 con matrícula de Burgos, chocó contra el árbol.

Además, ocho personas resultaron heridas la pasada noche en Gipuzkoa, todas ellas como consecuencia de la caída de un panel de señalización en la AP-1 a su paso por Soraluce. Dos de ellos sufrieron lesiones muy graves y los seis restantes leves. Las rachas de viento en esta comunidad autónoma alcanzaron los 228 kilómetros por hora en Orduña.

Los incidentes a causa del viento se registraron en todas las partes del país, aunque en mayor número en Asturias, Cantabria, País Vasco y Galicia. Precisamente en esta región, se produjo uno de los fenómenos más relevantes, ya que un "tsunami" fluvial se llevó por delante varios puentes medievales en la provincia de Pontevedra.

Por la acumulación de tanta pluviosidad y la obstrucción de un afluente del río Castro, se produjo un embalsamiento de "miles de metros cúbicos de agua que, según los vecinos superó los 20 metros de alto y los dos kilómetros de longitud", explicó el alcalde de Cerdedo, José Balseiro, uno de los municipios afectados. El revéntón de la balsa no solo provocó un socavón en la carretera, sino un "tsunami", como lo calificó Balseiro, que atravésó la N-541 y "enfiló" hacia abajo, llevando por delante hasta cuatro o cinco puentes medievales, dos puentes de hormigón, inutilizando la central hidroeléctrica y arrasó cuatro molinos.

Vuelven la lluvia y la nieve

Aunque el temporal de viento se aleja definitivamente de la Península Ibérica, a partir de este lunes regresa la lluvia y a la nieve. No obstante, las rachas de viento aún se dejarán sentir en el litoral gallego y mediterráneo, el Sistema Ibérico, en costas altas de Andalucía y Baleares.

En concreto, permanecen en alerta amarilla por nieve en zonas altas de Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Zamora, Lugo, Ourense y Asturias. Por su parte, Lleida registrará alerta por riesgo de aludes en la zona del Valle del Arán. La cota de nieve se mantendrá de 900 a 1.000 metros en el noroeste peninsular y entre los 1.200 y1.400 metros en el resto de la Península.

Asimismo, durante la primeras horas del día habrá posibilidad de precipitaciones de carácter débil en Andalucía y el Levante. En el resto de la Península, las lluvias serán localmente moderadas y tendrán a remitir de sur a norte a lo largo del día. Al final de la jornada, la nubosidad disminuirá y sólo habrá intervalos de nubes altas. Se esperan brumas y bancos de niebla en Galicia, así como heladas débiles en las cumbres de la mitad norte.

 En Baleares, los cielos permanecerán nubosos al principio de la jornada y se esperan lluvias débiles, sobre todo el Mallorca y Menorca. En el archipiélago canario, la nubosidad aumentará de oeste a este en las islas de mayor relieve, lo que dará lugar a chubascos débiles en las islas occidentales, especialmente en las segunda mitad del día.

En cuanto a las temperaturas, las máximas se mantendrán sin cambios, mientras que las mínimas registrarán un ligero descenso en el cuadrante sureste. Del mismo modo, los termómetros permanecerán sin cambios o en ligero descenso en las islas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios