'GH 12+1' se pasa de vueltas

  • Entre sus novedades, destaca que el 'reality' ha sacado a subasta una de sus plazas a través de Ebay

Comentarios 6

Se ha hecho de rogar pero por fin abrió sus puertas la famosa casa de Gran Hermano. 315 días han esperado sus incondicionales para reencontrarse con el reality rey de la televisión, que para esta decimotercera edición prometía una vuelta a sus orígenes. Y vueltas sí, hasta marear, pero lo de regreso a sus inicios no se vio por ningún lado. Una casa espectacular que poco a poco se iba llenando de concursantes, los que prometieron más reales, de vidas un tanto enrevesadas. Y quién diga lo contrario que le de vueltas al perfil de un sacerdote motero amante del heavy, que hizo aparición en Guadalix a lomos de una pieza de lujo. Una noche de concursantes estrambóticos, con poca representación andaluza respecto a años anteriores, entre los que destaca un futbolista italiano, un bailaor apasionado, una chica con una malformación en la mano, una joven valenciana de ascendencia filipina, un policía en crisis, una sevillana amante de las 'mondarinas', que se enteró de su participación en el concurso desde la madrileña Plaza de Callao en directo, y un bombero, que señalaron como el tío bueno de la edición y que resultó ser un híbrido entre Jesús Calleja y Óscar Martínez. Un grupo al que, como novedad, cada semana se irá sumado un nuevo concursante del exterior, el famoso '+1' del concurso. Algo interesante pero que rompe con el hermetismo y la genialidad de estar tres meses con las mismas personas y que, sí o sí, no tiene nada que ver con los orígenes a los que iban a regresar...

Mercedes Milá, en su salsa en un plató gigantesco y espectacularmente renovado, advirtió a sus nuevos niños que este año quiere "buen humor, aceptación de las cosas, diversión y juego" poco antes de soltar el bombazo de la noche. Como primicia mundial, Gran Hermano 12+1 destina una plaza al mejor postor en una subasta a través de eBay. Una propuesta, con la que recaudarán fondos para la Cruz Roja, que en pocos segundos pasó de los simbólicos 12,01 euros a una extraña puja de diez millones. No obstante, la mejor apuesta fue la de la propia cadena que reinó en twitter y arrasó en audiencias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios