Nuria Roca, 'El millonario'

"Los anteriores presentadores me han dejado el listón muy alto"

  • La presentadora se convierte en la primera mujer en el mundo que conduce el concurso y asegura que afronta el reto "con mucha responsabilidad".

Arriesgada y decidida. Así es la presentadora del nuevo concurso de La Sexta. Nuria Roca llega a la cadena verde para ponerse al frente de un concurso ampliamente conocido, El Millonario, una versión diaria que incluye algunas novedades respecto a sus anteriores ediciones.

-Cuando La Sexta anunció su fichaje pilló a todos por sorpresa. Muchos la hacían tomándose un tiempo tras los focos.

-No, nunca dije que me retiraba. Decidí dar por concluida mi etapa en Mediaset, pero no pensé nunca en dejar aparcado mi trabajo en televisión. Cuando me fui no sabía cuál sería mi siguiente proyecto, pero cuando me llamó La Sexta para proponerme presentar El Millonario no lo pensé. La cadena me entusiasma y, además, vuelvo a trabajar con gente con la que he trabajado anteriormente y con un formato que me encanta.

-Y además, va a ser la primera mujer en el mundo que se pone al frente de este formato

-Así es. Aunque ésta no es sólo una decisión de La Sexta, sino también de Sony, que es quien tiene los derechos. Para mí es una responsabilidad doble porque es un formato que todos conocemos bien y del que solemos guardar buenos recuerdos.

-¿No cree que es arriesgado iniciar un proyecto de estas características en la franja de sobremesa, donde, además, tendrá que competir con un concurso consolidado como Saber y ganar?

-Sí. La verdad es que es arriesgado, pero la cadena necesitaba cubrir esta franja horaria con un formato conocido dirigido a un público amplio y pensó que esta versión diaria de El Millonario se ajustaba a sus necesidades.

-Lo único que a La Sexta le ha funcionado hasta ahora en esta franja horaria es Sé lo que hicísteis

-La gente necesita pasar un buen rato relajándose frente a la tele y eso es lo que vamos a ofrecer. Un concurso en el que no sólo se vivirán momentos de tensión sino también de diversión. Queremos llegar a un público más joven que el de Saber y ganar.

- ¿Y no le da miedo tener que competir con Jordi Hurtado?

-A estas alturas me da miedo cualquier cosa, pero creo que con paciencia y tiempo conseguiremos abrirnos un hueco en la parrilla.

-¿Y cuál será su principal arma para atraer al público, porque el listón que le  ha dejado Sobera no es fácil de superar?

-Carlos Sobera es extraordinario, pero esta versión es distinta; es más dinámica y con novedades. De cualquier modo, tienes razón, el listón que me han dejado los presentadores anteriores es alto. Para intentar superarlo, intentaré ser lo más natural posible, haciendo guiños constantes no sólo a los concursantes sino también a los que nos ven desde casa. Cada uno tiene una forma de comunicar, pero sobre todo, seré yo misma.

-Hablaba de novedades ¿Qué cree que llamará más la atención del público en esta nueva versión de Quién quiere ser millonario?

-Ésta es una versión más dinámica y ágil que las que se han emitido con anterioridad. Ahora son seis concursantes los que se enfrentan a las 15 preguntas y, según la sabiduría, la suerte y la estrategia de cada uno, tendrán más o menos opciones de jugar y de acceder al premio. Además, el que falla una pregunta será eliminado de forma instantánea. Otra diferencia es que en esta versión los concursantes no se podrán plantar.

-Es una de las pocas presentadoras que puede presumir de haber pasado por todas las cadenas, pero ¿En cuál se ha sentido más cómoda?

-Más que hablar de cadenas, te diré que en determinados programas me he sentido más a gusto que en otros. Es que he tenido la suerte de que en todas las cadenas me han tratado fenomenal.

-Pero su salida del grupo Mediaset fue sin previo aviso, dejando por el camino proyectos con su nombre, como Sex Academy, y siendo el referente de una cadena como Divinity. ¿Entendieron los jefes su salida o la vieron como una pataleta?

-No, ni mucho menos la vieron como una pataleta. Mi salida de Mediaset fue fantástica. Cuando no se esconde nada y se plantean las cosas como son, nadie te dice nada. Simplemente expuse que necesitaba un cambio porque veía que había terminado un ciclo. Así se lo dije a Vasile y él lo entendió. Incluso me dijo que ojalá algún día pudiéramos coincidir de nuevo.

-¿Y le quedó algo por hacer en Mediaset?

-No se sabe lo que te deparará la vida. Tengo39 años y todavía tengo tiempo para repetir formatos, cadenas... Aunque ahora, con mi llegada a La Sexta, regreso también al grupo Planeta, donde me siento muy a gusto con la línea que siguen. Lo único que quiero ahora es que El Millonario dure mucho.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios