El consumo de TV se reduce

  • La leve recuperación económica se traduce en un proporcional descenso del tiempo ante el televisor. Los españoles, hasta octubre, pasaron 12,3 horas menos que en 2012.

Comentarios 1

Los brotes verdes de la economía española parece que han llegado por fin para quedarse tras certificar el Banco de España al menos el fin de la recesión tras 5 durísimos años de crisis. ¿Está dando la televisión algún síntoma o señal de esos brotes verdes para poder constatar que caminamos rumbo a la salida de esta crisis? Sí, si nos atenemos a los datos que arrojan los audímetros sobre el tiempo que pasan diariamente los españoles ante el televisor viendo sus programas favoritos. Y también teniendo en cuenta que la tele es el ocio más barato por antonomasia y el refugio de aquellos hogares donde no se da una situación económica precisamente boyante.

Los datos sobre el consumo de televisión en España constatan claramente cómo llevamos cinco meses consecutivos reduciendo el tiempo diario frente a la pantalla con respecto al mismo periodo de 2012. De junio a octubre de este año 2013 los espectadores han pasado 12,3 horas menos (-739 minutos) con el mando a distancia en la mano y pegados al sofá: junio (30 minutos menos), julio (-93), agosto (-217), septiembre (-120) y octubre (-279). El dato de este último mes es bastante significativo por la tendencia, aunque también octubre ha sido meteorológicamente un mes sin apenas temporales de lluvia o frío en España, factor que tradicionalmente suele elevar en los hogares el consumo de televisión. Independientemente, estos cinco meses a la baja en el uso de la pequeña pantalla son un hecho inédito que no ocurría desde que empezó la crisis en 2008. Desde ese año el consumo de televisión se había disparado y raro era el mes en el que no se marcaba un récord histórico. Así, fue en febrero pasado cuando se llegó al máximo de consumo de televisión nunca alcanzado en España desde que hace tres décadas se empezó a medir este dato: la barbaridad de 272 minutos de media por persona y día (4,5 horas). Estas cifras a la baja con huida del tiempo de los espectadores en los cinco meses precedentes según aporta Kantar Media -la empresa que mide las audiencias en nuestro país-, dan la razón a las manifestaciones realizadas recientemente por uno de los gurús del medio en España, el consejero delegado de Mediaset (Telecinco y Cuatro), Paolo Vasile: "Una televisión no puede ir bien en un país que va mal". Y eso a pesar de un quinquenio de crisis en el que las dos empresas privadas de televisión que cortan el bacalao audiovisual (Atresmedia/Antena 3 y Mediaset España), no han caído en números rojos en sus cuentas de resultados anuales para gozo de sus accionistas.

Este pasado mes de octubre el consumo medio diario de televisión en España fue de 242 minutos, con los aragoneses como los más teleadictos del país (259) y los andaluces, habituales líderes, en segundo lugar de este ranking (255). Llama la atención de que sea precisamente Aragón la que encabece esta clasificación, coincidiendo justo cuando su televisión autonómica lleva dos meses liderando también el ranking como cadena de la Forta con mayor cuota de pantalla. Se trata de un dato histórico dentro en el terreno de las audiencias de las autonómicas y más aún con una emisora relativamente joven y en unas emisoras golpeadas seriamente por la fragmentación adosada a la implantación de la TDT años atrás. Hasta ahora 2012 fue el año donde se logró el mayor consumo histórico anual con 246 minutos por persona y día, hasta 35 minutos más que justo una década antes. En el acumulado enero-octubre de 2013 vamos por 241 minutos de media -sólo uno por debajo que en 2012- pero la tendencia de cinco meses consecutivos con caídas hacen barruntar que no habrá nuevo dato histórico. Y eso, menos para los anunciantes y los dueños de las propias cadenas, supone una buena noticia se mire como se mire. Aunque se mire menos la televisión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios