Rosario Pardo. Nieves, en 'Cuéntame cómo pasó'

"Lo que funciona de la serie es que nos encanta recordar el pasado"

  • La amiga incondicional de Mercedes en la serie ha regresado dando guerra. Su personaje reabrirá la peluquería del barrio, centro de muchas tramas.

Comentarios 5

Rosario Pardo (Jaén, 1959) saltó a la fama gracias a su personaje de Rocío Jurado en Crónicas marcianas. Hoy su productora lleva por nombre la frase que popularizó: "Lo que es, es". Aunque la gente la conoce por la calle como Nieves, la peluquera amiga de Mercedes que esta temporada ha vuelto a Cuéntame cómo pasó, la serie que considera casi como su casa y que en su temporada 16 aún sigue congregando a los espectadores como el primer día.

-Nieves ha regresado con fuerzas renovadas y con una amistad más incondicional que nunca hacia Merche. ¿Cómo ve a su personaje ahora, después de un paréntesis?

-Pues el paréntesis fue que me casé y me marché del barrio. Ahora, después de ponerle los cuernos, ha decidido no quedarse sola y ha vuelto, a la amistad con Merche, que por otro lado nunca abandonó, y a su barrio de toda la vida. Las penas de Mercedes son las mías, vivo lo que le pasa muy de cerca, claro, pues por eso soy su amiga de toda la vida. El reto de Nieves será ahora retomar su vida...y su trabajo. Quiere abrir otra vez la peluquería de las primeras temporadas de la serie. Bueno, ésta será de los 80, unisex y esas cosas

-Su peluquería se convierte otra vez, entonces, en uno de los centros neurálgicos de las tramas de la serie...

-Sí, por supuesto. ¿Qué mejor sitio? De toda la vida a la peluquería se ha ido a hablar, a cotillear de la vida de los demás, ha sido centro de reunión. En San Genaro no podía ser de otra forma.

-Nos ha hablado del regreso de Nieves. Pero Rosario, la actriz, ¿Por qué ha decidido retomar este personaje?

-Me apetecía mucho, la verdad. La otra vez fue una etapa muy bonita de cuatro años. En aquel momento tuve ofertas de trabajo importantes, de protagonista, que no podía rechazar y era imposible compaginar todo. Pero volver a interpretar a Nieves siempre es estupendo.

-¿Le ha costado volver a cogerle el tranquillo al personaje?

-Nooo, para nada. Cuando interpretas un personaje tantos años, lo tienes ya clarísimo para siempre; ha sido como montar en bici. ¡Tengo a Nieves superpillada ya! (risas). Hombre, todos los personajes tienen su evolución y hay que incluir matices diferentes. Pero, en lo esencial, son igual que las personas de verdad: no cambiamos mucho.

-Temporada 16 de Cuéntame... y la audiencia sigue fiel. ¿Cuál cree que es el secreto de esta serie tan longeva?

-Hoombre, los momentos especiales que cuenta la serie siguen estando ahí, todos nos acordamos de esos momentos de nuestra historia. Creo que lo que hace que funcione es que a todos, a los mayores sobre todo, nos encanta recordar el pasado. Nos encanta que nos pongan un espejo para mirar hacia atrás. Aunque, en el caso de la gente joven, que también hay que ven la serie, imagino que será por curiosidad.

-Sí, llama la atención los jóvenes que siguen 'Cuéntame...' desde hace tiempo.

-Sí, imagino que todo el mundo se identifica con algún personaje, que hay de todos los tipos, y eso acaba enganchando. La gente hace cuya la serie a través de los personajes también.

-Después de tanto tiempo, ¿la siguen recordando como Nieves por la calle?

-Sí, sí, totalmente (risas). La gente me para y me cantan la sintonía de la serie (más risas). Para mí es un halago. Sé que Nieves es un personaje muy querido y mi mérito tendré si la he sabido transmitir tan bien...

-Claro, ¿es usted en la vida real parecida a ella? ¿Es tan 'echá pa'lante' y buenaza como ella?

-Bueno, todos los personajes tienen un poco de tu alma siempre. Tengo en común con ella que también soy una persona positiva, aunque Nieves es mucho más grandilocuente que yo, jajaja. Es muy exagerada y muy indiscreta, y eso no soy yo. Ella quiere vivir a tope y... hace bien. Pero en el fondo es mucho más 'echá pa'lante' que yo, yo me pienso las cosas más antes de hacerlas. Ella me permite hacer cosas que yo no haría en la vida, vamos.

-También siguen en la noche de los jueves, que siempre les ha funcionado bien, pero con una competencia atroz. ¿Cómo afronta esa competencia?

-Yo, la verdad, creo que la competencia no se puede evitar. Pero, como actriz, si estás pendiente de audiencias y no de tu personaje, te pones nervioso y mal vamos. Lo que hay que hacer es apostar por el producto, porque el producto es de primera calidad, y luego que los espectadores decidan.

-Usted tiene una extensa trayectoria teatral también a sus espaldas. ¿Compagina la serie con algún otro trabajo en este sentido?

-Estoy compaginando tantísimas cosas que estoy estresada (risas). Estoy terminando un Máster de Logopedia, también tengo entre manos un guión de cine y otra historia de teatro. Vamos, que no me aburro. Pero no me puedo quejar.

-Los actores tienen eso, ¿no? Períodos de inactividad, y otros en los que no paran.

-Sí que es verdad. O no trabajamos o vamos a cien (risas). Pero es que cuando te viene algo bueno, es difícil decirle que no; luego te puedes arrepentir. Por eso yo soy de las que siempre anda con varias cosas entre manos.

-Ahora que ha vuelto a 'Cuéntame...', ¿tendremos Nieves para rato o le dará por irse otra vez y dejarnos sin ella?

-Qué va... Me veo ya con el traje espacial en el año 2065 (risas). En serio, pues eso depende de lo que dure la serie también, nunca se puede saber. De momento queremos llegar a 1992, a ver si puede ser. Vamos poquito a poco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios