kris marshall. 'crimen en el paraíso'

"Ésta es una serie entre 'Colombo' y 'Scooby Doo' en el Cluedo"

  • Cosmopolitan TV estrena esta noche la cuarta temporada de la caribeña serie policíaca de la BBC, a la que se incorporó en 2014 este irónico actor

Un detective, más bien patoso y metepatas, en un bucólico paraje tropical. Es la ambientación para Crimen en el paraíso, una de las series mas características de la parrilla veraniega del canal de pago Cosmopolitan TV. Este domingo, a las 21.30, se estrena la cuarta temporada. Es una ficción de la BBC que protagoniza desde el pasado año Kris Marshall, actor que se está haciendo popular con su empaque, y que hoy vuelve a hablar para este periódico. El investigador Humphrey Goodman resuelve los casos en la isla de Saint Marie, cuyos escenarios reales corresponden a la francesa caribeña de Guadalupe.

-¿Por qué aceptó subirse 'en marcha' a una serie como protagonista, cambiando así la cara a un personaje?

-Cuando me propusieron reemplazan al anterior protagonista, Ben Miller, no me lo podía pensar. Pero no crean, no lo hice por trabajar en el Caribe, ya me hubiera conformado por estar en Cádiz o en Málaga. Lo de viajar al Caribe me ayudó a tenerlo claro, pero comprendí que tenía que interpretar un personaje diferente, También con su flema inglesa, pero con una personalidad propia que encajara en una serie que ya estaba en emisión y es muy popular en el Reino Unido.

-¿Por qué este detective que llega a parodiar los tópicos ingleses consigue ser tan querido?

-Creo que esta es una serie muy entretenida que demuestra que el actual género negro no es patrimonioy exclusivo de las novelas y series nórdicas. No tengo nada contra este tipo de producciones, pero en Crimen en el paraíso hay mucho humor y lo único que pretendemos es que los espectadores pasen un buen rato. No hay mucha sangre. La serie es una mezcla entre Colombo y Scooby Doo en una caja de Cluedo.

-¿Lleva bien la popularidad ?

-Sí. Lo último que quería hacer cuando asumí el papel protagonista era incorporarme a una serie ya muy popular que tenía ocho millones de espectadores en el Reino Unido. Temía que la audiencia bajara a la mitad, y eso no hubiera quedado muy bien en mi currículum, hay que reconocerlo.

-¿Le costó hacerse con el rol de Goodman para que el espectador no viera "a otro" protagonista?

-Tengo que reconocerle que sí. Miller tenía muy bien perfilado el personaje. Tenía claro que tenía que interpretarlo de forma diferente siendo el mismo personaje, y creo que a los espectadores les ha gustado.

-¿Y qué le parece que su personaje sea capaz siempre de descubrir, aunque sea de forma rocambolesca, el asesino?

-Pues me encanta grabar las escenas en las que mi personaje revela quién es el culpable. Me sigo basando en los personajes de Agatha Christie y en especial en Poirot para salir airoso de unas escenas que se harían repetitivas. Me he leído todas las novelas de Poirot. Lo bueno de esta serie es que invitamos también a toda la familia a que descubra al asesino con nosotros. Siempre hay pistas que permiten saber quién es el culpable.

-¿Le dieron libertad para interpretar a su aire al detective?

-Siempre me han dejado un gran margen dentro de lo que marca el guión. Los representantes de la productora me escuchan y suelen aceptar mis sugerencias ya que saben que nadie conoce al personaje que interpreto mejor que yo mismo.

-¿Cómo es rodar en una isla paradisíaca frente a otros trabajos británicos que ha realizado?

-Para mí, el 80% del tiempo es el mejor trabajo del mundo. Está siempre soleado, estás en la playa, y te llevas bien con tus compañeros. El otro 20% del tiempo es como estar empapado en sudor permanentemente. Cuando ruedas con tanto calor y estás rodeado de tanta gente que puedes volverte loco. Ese 20% se convierte en el trabajo más duro que he hecho en mi vida. Y eso que he trabajado en la jungla del Congo. Pero el 80% compensa.

-¿Convive en Guadalupe con su familia?

-Grabar una serie como esta supone mucho tiempo fuera de casa, así que al final mi mujer y mi hijo se fueron a Guadalupe. No sé si hubiera podido aguantar aquí sin ellos. Pero eso no quita que echemos de menos las comodidades de mi hogar en el Reino Unido.

-¿Le apetecería volver al drama?

-No. Estuve trabajando en Estados Unidos tres años y vale la pena estar en algo así, entre la comedia y la historia policíaca.

-¿Qué diferencias tiene esta cuarta temporada de las anteriores?

-Ha sido un año un raro. Cuando empezamos a rodar la cuarta temporada tuve que plantearme por dónde iba a tirar mi personaje e intenté que se notara los menos posible.

-También se marchó su compañera en la ficción...

-Sara Martins se va en el cuarto capítulo, lo que sin duda supondrá un impacto para lon el s seguidores. A mí me apenó mucho, pero fue una decisión personal suya.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios