HERBALIFE GRAN CANARIA | unicaja

Arma de doble filo

  • El Unicaja busca asegurar el 'play off' y abrir hueco en el quinto puesto en su visita al Herbalife Gran Canaria (18:30)

  • La cancha insular se resiste en los últimos años y la derrota complicaría

Nedovic vuela hacia canasta en el partido de la primera vuelta ante el Herbalife Gran Canaria. Nedovic vuela hacia canasta en el partido de la primera vuelta ante el Herbalife Gran Canaria.

Nedovic vuela hacia canasta en el partido de la primera vuelta ante el Herbalife Gran Canaria. / MARILÚ BÁEZ

Se ansía la Euroliga y el asiento más cómodo del avión, pero el Unicaja parece que se tendrá que conformar con ir en clase turista. Y es que con el Valencia Básket a dos partidos se antoja muy lejano el factor cancha y, si no se resuelve lo que queda, pueden venir las sorpresas. El cuadro costasoleño visita al Herbalife Gran Canaria (18:30, Movistar+ Deportes 1) con la posibilidad de sellar el billete al play off y también con la de complicarse la vida: una derrota por más de siete puntos pone por delante a los de Casimiro. El margen, por tanto, es estrecho.

Hay cuatro jornadas por delante aún, que no se olvide. El calendario que tiene el Unicaja visto nombre por nombre lleva incluso a engaño, pero las cosas se pueden complicar con un par de tropiezos inesperados como pudieron darse en Guipúzcoa o ante el Fuenlabrada. Los de Plaza vienen de ganar al Barcelona, caer por la mínima en Valencia y resolver ante e Bilbao. Gran Canaria es ese arma de doble filo que puede romper la calma cajista con Tecnyconta Zaragoza -jugándose la vida por la permanencia-, MoraBanc Andorra -otro rival directo por el play off- y Joventut, encendido con cuatro victorias en los últimos cinco partidos.

Se añade a esto lo cerrado del segundo grupo de liguilla. De Unicaja a Tenerife, octavo, hay dos partidos. Con UCAM Murcia, tres después de caer ayer precisamente con el Joventut. No parece el play off en peligro, una victoria o la derrota de Fuenlabrada ante Valencia (12:30) lo dejan certificado, pero sí que la única eliminatoria que a día de hoy se puede hacer apetecible sin factor cancha es efectivamente la de Valencia Básket. Pese a la dureza del cuadro taronja y que aún no se ha ganado en La Fonteta en Liga en estos dos últimos años, al final a tres partidos puede pasar cualquier cosa y es además el duelo directísimo por la Euroliga. Entre ambos equipos debería estar a priori la pelea por la plaza restante, así que si no se dan sorpresas en cuartos sería una batalla a cara de perro.

Entretanto, insistimos en que quedan cuatro partidos y el primero se afronta en un terreno pantanoso para el Unicaja, que no sabe lo que es ganar en el Gran Canaria Arena durante las últimas dos temporadas. Incontestable 98-65 en el curso 2015/16 y 76-71 en febrero del año pasado. Abriendo el paréntesis, de las 26 veces que el cuadro cajista acudió a la isla solo sumó diez victorias, y en las últimas diez visitas tan sólo se consiguieron dos. La última, el 26 de octubre de 2014 por 67-74.

Es día señalado para los de Plaza por varias cuestiones. Obviamente lo clasificatorio manda, pero lo principal es el regreso de Giorgi Shermadini. El pívot georgiano fue dado de alta en sustitución de Jeff Brooks, sobre el que transmitía tranquilidad el club tras el síncope sufrido en Valencia. Shermadini reaparece ocho semanas después; ha estado en el dique seco a causa de una fractura por estrés en el cuarto metatarsiano del pie izquierdo. Con él, el coach recupera un jugador esencial y a tiempo de coger rodaje para el play off. Hoy con Balvin (de 2.17 metros) y Pasecniks (2.16) tiene para ir practicando. La experiencia con Musli el curso pasado -tras una lesión de tobillo no volvió a rendir igual en el último tramo- manda a tener paciencia. La que no hay que tener para dejar, al menos, la plaza de liguilla finiquitada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios