Milosavljevic arregla el problema burocrático y estará en el partido

  • El cajista pudo renovar su permiso de trabajo en Serbia y anoche viajó para incorporarse hoy al grupo

Milosavljevic entra a canasta. Milosavljevic entra a canasta.

Milosavljevic entra a canasta. / EUROLEAGUE

La semana de Dragan Milosavljevic ha sido un lío continuo. El alero cajista viajó el lunes por la mañana a Belgrado para renovar su permiso de trabajo en su país y regresar el martes a Málaga para poder entrenarse ayer. Ese era el plan, pero la burocracia serbia ha atrasado la vuelta de Gagi hasta hoy mismo.

"Están los que están. Milosavljevic está retenido en Belgrado donde fue a solucionar una documentación. No sé cuando llegará, si mañana o pasado. Es la vida. Hay cosas a las que puedes oponerte, pero esto no depende de nosotros. Lo que sucede en las embajadas no depende de nosotros", eran las palabras de Joan Plaza durante su rueda de prensa en la mañana de ayer. El trámite debía ser rápido. El domingo por la tarde dejó la expedición del equipo en Zaragoza para ir a Barcelona y luego a Belgrado. Allí gestionaría el visado y renovaría su permiso de trabajo, que expira en tres meses. El proceso acabó siendo más lento de lo normal y la oficina encargada se quedó su pasaporte. Parecía complicada la llegada a tiempo del jugador para el encuentro ante el Khimki, pero ha habido suerte y pudo dejar finiquitados los trámites.

De este modo Dragan Milosavljevic tomó ayer por la tarde-noche un vuelo de Belgrado a Fránkfurt y desde allí otro a Madrid, donde pasó la noche. Hoy llega a Málaga y estará presente en la sesión de tiro que hace el Unicaja como previa al partido de hoy frente al Khimki. No es la primera vez que el club de Los Guindos sufre en sus propias carnes la lentitud de la burocracia serbia. Solo hay que recordar los casos de Jasmin Repesa o Krunoslav Simon.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios