Rozando la excelencia

  • El Unicaja sella matemáticamente su pase al 'play off' con otro festival de buen baloncesto ante el Iberostar Tenerife

  • La conexión serbia (Musli-Nedovic) gobierna

Nemanja Nedovic encara a Bassas. Nemanja Nedovic encara a Bassas.

Nemanja Nedovic encara a Bassas. / fotos: acb photo / m. pozo

Comentarios 0

La criogenización aún no es común, aunque visto cómo va la ciencia pronto lo será. La leyenda aún dice que Walt Disney está congelado hasta que se encuentre cura a su enfermedad... Si fuera corriente, habría que invertir parte del presupuesto en criogenizar a este Unicaja y sacar a los jugadores para el primer partido de play off, justo en un mes. Está cerca de la excelencia, casi instalado en ella, el equipo malagueño. Sucede que es un frágil equilibrio que puede quebrarse con una lesión, un golpe o algún agente externo. A día de hoy, el Unicaja parece listo para competir contra cualquier rival de España. Pero a un mes vista es osado sostener la afirmación. Se celebra que a cinco jornadas del final ya se esté en play off matemáticamente, pero las miras de este equipo están mucho más altas ahora mismo. La más cercana, ser cabeza de serie. A una victoria del cuarto, las próximas visitas a Barcelona y Vitoria marcarán cuál es el techo de este equipo al final de la temporada regular. Después se verá en el play off...

El Unicaja empequeñeció a la gran revelación de la competición, el Iberostar Tenerife (88-67). Sólo el Madrid le ganó por más puntos esta temporada. Juega bien el equipo de Vidorreta, que movió a sus jugadores para intentar hacerle cosquillas al Unicaja. Lo consiguió sólo durante 10 minutos (18-18 al final del primer cuarto), con una gran circulación de balón y atacando el rebote. Compitió hasta el descanso, con un gran Fran Vázquez, en un cariñoso regreso al Carpena, en las filas rivales. Pero el acierto en el triple del equipo malagueño (8/12 al final del primer tiempo), desbordó los cauces del partido que tenía preparado Vidorreta. Plaza contempla orgulloso cómo su obra va fraguando a unos niveles muy altos. Muchos jugadores están cerca de su cénit. Se vio algo taciturno a Nedovic en los últimos partidos y ayer recuperó la sonrisa. Metió tres triples de alta dificultad y ofreció cinco asistencias etiqueta negra. Volvió Musli a un nivel alto, produciendo en ataque como sabe, luciendo tiro de cinco metros y percutiendo con bailes cerca del aro. Y así se podría seguir con el resto. 11 jugadores anotaron, todos salvo Lafayette, y 11 jugadores, todos menos Viny, repartieron alguna asistencia. El ideal de Plaza resumido en números.

11 jugadores anotaron y 11 jugadores repartieron alguna asistencia en el Unicaja

El Unicaja había pedido pista para despegar al final del primer tiemp, con triples de Waczynski, Díaz y Jamar Smith sobre la bocina para cerrar con un parcial de 10-1 que dejaba el marcador en 44-34. Pero tras el descanso fue un vendaval lo que devastó al Iberostar. Con Nedovic al comando el Unicaja reventó un partido que no era sencillo. Y ante un rival que no perdió el sello de buen juego que ha exhibido toda la temporada. Pero a este Unicaja hay pocos equipos que le puedan toser en el universo ACB a día de hoy. Un parcial de 18-4 propulsó la renta por encima de los 20 puntos (60-38). 24 puntos fue la máxima (65-41). Reaccionó el Iberostar, pero a Nedovic le dio por repartir pases a cual mejor para dar de comer al resto de compañeros.

El elogio debilita y seguramente sea la batalla psicológica por querer más en lo que deba afinar Joan Plaza en las próximas semanas. La maquinaria que maneja se acerca a la perfección. Son réditos del título y de la previa de la Eurocup, que ya hace histórica la temporada. Si el Unicaja es capaz de criogenizarse, mayo se puede quedar corto y junio puede ser una fiesta. Prudencia hasta entonces.

más noticias de UNICAJA Ir a la sección Unicaja »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios