unicaja

El balance da pistas

  • El Unicaja tiene un récord negativo con los equipos que están en 'play off'

  • Existe un contraste con el 13-6 derivado de los equipos de abajo

Nemanja Nedovic, en el encuentro ante el Bilbao Básket. Nemanja Nedovic, en el encuentro ante el Bilbao Básket.

Nemanja Nedovic, en el encuentro ante el Bilbao Básket. / acb photo

Poco menos de una semana para que la Liga Endesa alcance su punto álgido. Ahí estará el Unicaja un año más, en la pelea por el título. No es el único bien material que anhelan los de Plaza, que también deben sellar su retorno a la Euroliga. Situación contraria al curso anterior, donde en el saco ya había piedras. Contexto que afecta al futuro proyecto, ya que muchas piezas no encajan en escenarios tan dispares.

Se le ha empinado la cuesta al club de Los Guindos, que deberá jugarse esa baza en la carretera. Existen precedentes halagüeños, pero conviene no olvidar que la trama exige una hazaña de mayor calibre. Aun así, el rival aún no tiene nombre, jugándose en estas dos fechas el Unicaja su posición final. Puede ser quinto u octavo, pero lo lógico es que termine siendo sexto o séptimo. En esa comprimida horquilla la escena más benévola sería un enfrentamiento directo con el Valencia Básket.

Los cajistas perdieron un encuentro con cada uno de los últimos tres clasificados de la ACB

Antes de encarar el momento cumbre de la campaña toca ver qué dice el balance en la ACB, que ofrece numerosas pistas. Ahora luce un 18-14, que da para ostentar la sexta plaza. Un récord empañado por los dos tropiezos pasados. Pegó el equipo de Plaza un estirón en enero antes de visitar al Baskonia en el Buesa Arena, lo que le dio cierta holgura positiva.

Troceando la tabla en dos queda una figura asimétrica. El Unicaja llenó el zurrón con los de abajo y mantuvo la compostura con los equipos que ahora bailan en el play off. El balance global es 5-8, siendo de 3-6 con los que serán cabezas de serie en las eliminatorias con el título. De ese cuarteto, solo luce positivo con el Barcelona, al que se impuso en los dos encuentros -también en los de Euroliga en un fenómeno sin precedentes-. Casualmente, a día de hoy, los de Svetislav Pesic serían el rival cajista en primera ronda. Igualado con Valencia Básket, con Baskonia -hay serias opciones de quedar emparejados con los de Pedro Martínez- y con el Real Madrid está 0-2.

Del octavo para abajo luce un desahogado 13-6. De esa zona de la tabla solo perdió el Unicaja ambos encuentros con el Montakit Fuenlabrada, que se deshinchó y roza las 10 derrotas consecutivas. Justamente cayó en picado tras pasar por el Carpena y asaltarlo.

No obstante, ese 13-6 esconde algunos traspiés sonados. Que dan indicaciones de algunas tribulaciones del equipo durante la temporada. Algunas en semanas donde se mezclaron ambas competiciones y otras no, donde el hambre rival pesó más. Los tres últimos de la tabla consiguieron sonreír en una ocasión ante los de Plaza. Dos de ellos descendidos, el Bilbao Básket y el Real Betis, ambos a domicilio, donde el conjunto cajista debe dar una zancada hacia adelante. Contrastan victorias de prestigio en Estambul o el Palau y derrotas en San Pablo o Guipúzcoa. No por la entidad de los rivales, que también, sino por las diferentes versiones dibujadas.

Necesita el Unicaja recuperar solidez para agarrar esa Euroliga que tanto cambia el panorama. Andorra y Joventut aparecen como las primeras piedras de toque para llegar en un estado óptimo al play off.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios