LA previa | ax armani milano- unicaja

La tierra del medio

  • Pelear por el 'Top 8' significa arañar victorias en escenarios como Milán

  • El talentoso pero anárquico equipo rival lleva ocho derrotas en los últimos nueve encuentros

Nedovic entra a canasta en el partido de ida. Nedovic entra a canasta en el partido de ida.

Nedovic entra a canasta en el partido de ida. / euroleague

Los celtas bautizaron como Midland a la actual Milán. Los romanos la renombraron a Mediolanum y así se llama el Arena en el que hoy juega el Unicaja otro partido de esta fabulosa Euroliga que hay que apurar hasta el último sorbo. El origen etimológico apunta a "tierra del medio" como significado del término. La gran ciudad lombarda, no en vano, se encuentra entre los Alpes y los Apeninos. Esa tierra del medio es en la que transita el Unicaja en esta Euroliga, que no es poco. En décima posición, a dos triunfos de la zona de play off pasado ya el ecuardo de la competición. Era ambicioso ayer Joan Plaza. "Este club se merece que peleemos por el Top 8, sería un bombazo brutal estar ahí", decía.

Las derrotas ante Valencia y Zalgiris en los dos últimos partidos han frenado la remontada espectacular de diciembre. En esa racha de cuatro victorias cayó el AX Armani Milano, lujoso en el traje pero con imperfecciones tras él. Un equipo que por nombres debería estar en el Top 8. Cuesta un potosí y está en la mitad superior de gastos, pero no consigue alcanzar la conjunción de expectativa y realidad. Han pasado grandes técnicos, fenomenales jugadores. Pero apenas ha pisado el Top 8 el cuadro lombardo a pesar de tener la licencia A, que le da una tranquilidad que igual apacigua demasiado.

La inversión del rival y su potencial no tiene correlación con resultados

Ha perdido el Armani ocho de sus nueve últimos partidos en la Euroliga, también la pasada jornada de la Lega ante el Venezia. Es un equipo con tendencia a la anarquía y al caos pero peligrosísimo si se enchufa. Sucede que no ocurre siempre y que tampoco tiene una solidez defensiva que le permita crecer. Concede 85.4 puntos por encuentro, el que más en la Euroliga, si bien en el Carpena se jugó en guarismos más acordes a los que el Unicaja se siente cómodo (74-71). No obstante, el equipo malagueño, es una de sus grandes mejoras, se ha hecho dúctil para vencer a 70 o 90 puntos.

Enfrente hay un arsenal de talento. Theodore, en la agenda cajista el año pasado, Goudelock o el propio Kuzminskas son jugadores pata negra, de cualquier equipo de Euroliga. Como Micov, Kalnietis o Gudaitis, al que Plaza hizo debutar en el Zalgiris y que ahora se ha convertido en una de las piezas más interesantes del equipo milanés. Dirige Simone Pianigiani, tras Messina y Scariolo el siguiente técnico italiano en el escalafón. Desde que salió del Montepaschi Siena fue al Fenerbahce y al Hapoel Jerusalén. Una Copa en Turquía y una Liga en Israel es su palmarés.

En Milán hay una honda tradición de baloncesto, el club fue bicampeón de Europa en los 80 y en sus filas jugaron varios de los mejores del continente en la época, caso del también ex cajista Ricky Brown. Hay que respetar los códigos, se juega ante un club grande. Pero este Unicaja tiene una oportunidad de salir de la tierra del medio en esta Euroliga. Pasa por ganar en el Mediolanum Arena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios