baskonia | unicaja

Una zancada doble

  • Partido trascendental entre el Unicaja y el Baskonia, que comparten idéntico balance en la ACB

  • Nedovic regresa tras tres choques de ausencia

Ray McCallum intenta anotar delante de Tornike Shengelia. Ray McCallum intenta anotar delante de Tornike Shengelia.

Ray McCallum intenta anotar delante de Tornike Shengelia. / acb photo

Si el play off de la ACB se jugase hoy el Unicaja y el Baskonia estarían condenados a verse las caras. Lo harían en el primer escalón del cuadro, con el factor pista para los cajistas. Que andan cuartos, un puesto por encima de su inmediato perseguidor, los de Pedro Martínez. No asegura avanzar - el ejemplo lo tienen cercano ambos equipos, los vascos con el Valencia en semifinales de Liga Endesa y los malagueños con el recuerdo dorado de la Eurocup-, pero sí parece un sostén. Esta tarde se juegan ambos conjuntos una buena cuota de ser cabeza de serie, una vez llegan con idéntico balance a este compromiso.

Los azulgranas son la particular bestia negra este curso de los de Plaza. Solo hay dos equipos que enfrentándose dos o más veces a los verdes le ganaron siempre desde octubre. Uno es el Zalgiris de Jasikevicius, el gran outsider de la presente edición de la Euroliga, y el otro el Baskonia. Tres veces se echaron un pulso los dos equipos y siempre la moneda cayó para el mismo lugar. En el Carpena volteó dos veces el luminoso para imponerse por la mínima y en el Buesa, aunque con un poco más de resuello, el choque también estuvo en un puño.

0-3Balance. No le ganó el Unicaja aún al Baskonia en los choques que disputaron esta temporada

Llegó entonces el Unicaja a Vitoria en plena línea ascendente, que ahora consolida. Desde entonces, los verdes siguen dando pasos adelante. Solo la mala fortuna en los finales apretados permite que el Top 8 de la Euroliga se difumine. Sea como fuere, y aún requiriendo de casi un pleno, se encuentra al alcance. Dos meses después de su última visita, el equipo llega más cuajado, en un punto de cocción mayor.

Lo demostró tras sortear sin salir trasquilado las ausencias de Nedovic y Brooks, dos pilares básicos. Vuelve el serbio, que fue inscrito a última hora en ACB entre los aptos. Se probó en tierras norteñas por la tarde y los resultados tornaron en satisfactorios. La idea en el seno verde es que el partido ante el Baskonia le sirva para subirse al carro competitivo con visos de que alcance un buen punto físico para la contienda copera ante el Real Madrid. Se cayó de la convocatoria Mo Soluade, que viajó para echar una mano en caso de que el balcánico se resintiese de su tobillo derecho.

Se quedó en la Costa del Sol Jeff Brooks. Se ejercitó con Boni Ndong, aunque sin mejoras ostensibles. No se quiere dar un paso en falso con el italoamericano, al que se espera para la Copa del Rey. Las previsiones indican que al principio de la semana que comienza pasado mañana se incorpore de forma progresiva a las sesiones con sus compañeros.

Vendía la ACB el partido de hoy como un clásico, lo que es. 85 veces se batieron en duelo en Liga Endesa, con 45-40 para los vitorianos. De los últimos 10, 7 ganaron los de Plaza, que en sus dos últimas visitas llenaron el zurrón. Al choque de esta tarde llegan con inercia positiva ambos. El Baskonia suma tres triunfos seguidos, por seis del Unicaja, que ostenta la mejor racha en la actualidad de la competición tras el traspié del Real Madrid en Andorra.

El regreso de Nedovic no debe frenar el ascenso de tipos como Milosavljevic. El balcánico volvió a destapar el tarro y ante el Anadolu Efes exhibió una de sus mejores caras desde que cambió Berlín por Málaga. Tampoco Waczynski, que en esa misma pista puso sus topes anotadores como cajista en diciembre. O de Alberto Díaz, que salió reforzado tras unos últimos minutos ante los otomanos sobresalientes. 150 partidos cumple el pelirrojo en la ACB, señal inequívoca de un asentamiento total en la elite.

Múltiples peligros amenazan al Unicaja. Sin ir más lejos, el MVP Shengelia. Supo contenerlo en anteriores ocasiones, al contrario que Granger, que hace unas semanas prendió la mecha de la remontada. O de Timma, que hizo sus mejores partidos como azulgrana contra los cajistas. Culminó su puntualidad frente a los de Plaza con 24 puntos, su tope en Vitoria, en la última visita de estos al Buesa Arena.

Vencer significaría poner un encuentro de por medio más el average -si es que el triunfo es por más de uno-. Un paso de gigante para despejar el panorama en busca de ser cabeza de serie en la ACB. Donde el Unicaja puso desde hace una semana gran parte de las fichas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios