Medicina para estar a gusto con la propia imagen

  • Unos 2.000 especialistas en Medicina Estética se reúnen hasta mañana en Málaga para abordar los avances y retos

  • Un tercio de la población acude ya a estas técnicas

  • Aumenta la demanda masculina

Inauguración del 33º congreso de la Sociedad de Medicina Estética que se celebra en el Palacio de Ferias de Málaga. Inauguración del 33º congreso de la Sociedad de Medicina Estética que se celebra en el Palacio de Ferias de Málaga.

Inauguración del 33º congreso de la Sociedad de Medicina Estética que se celebra en el Palacio de Ferias de Málaga.

Establecer dietas saludables, eliminar manchas de la piel, combatir la flacidez, quitar arañas vasculares, aplicar rellenos faciales, inyectar toxina botulínica e incluso mejorar la imagen tras un proceso oncológico. Los facultativos que se dedican a la Medicina Estética tienen un campo muy amplio. "El objetivo es que la persona se sienta más segura, aportando salud y bienestar a través de la mejoría de la imagen", explica la presidenta de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), Petra Vega.

Unos 2.000 profesionales dedicados a este apartado se dan cita hasta mañana en Málaga para abordar los avances y retos de las distintas técnicas. A diferencia de la Cirugía Estética que recurre a operaciones, la Medicina Estética sólo echa mano de intervenciones menores -como las utilizadas para eliminar verrugas o queratosis- con anestesia local. Y cada vez gana más adeptos. Según los datos de la SEME, en torno a un 30% de las personas la usaron en 2017 para mejorar su aspecto. La cifra supone un 7% respecto a la encuentra que la Sociedad hizo en 2012.

La mujer sigue siendo la que más demanda estas técnicas. Acapara en torno al 80% de los tratamientos, mientras que los varones suponen alrededor del 20%. Pero la demanda masculina va en aumento. Hace unos años apenas representaba el 11%. "Los hombres se van incorporando más lentamente, pero aumentan", precisa la presidenta de la organización. La demanda varía según el sexo. A nivel corporal, los varones buscan depilación y dietas para mejorar su imagen. En el plano facial, piden tratamientos contra la alopecia y toxina botulínica para disimular arrugas.

En el caso de las mujeres, la demanda se concentra en dietas, remodelación contra la celulitis y eliminación de arañas vasculares. Para la cara, lo más solicitado por ellas son los rellenos y el botox. Vega explica que siempre el profesional intenta dar una solución al aspecto de la persona en su conjunto. "Quitar una arruga si toda la piel está mal no sirve de nada. Por eso vamos a mejorar todo el contexto", señaló.

En los últimos años también se ha incrementado la demanda de personas que han superado un cáncer y quieren paliar los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos. De cara a dar respuesta durante el congreso se ha presentado el primer diccionario de términos oncológicos para no oncólogos. Según la SEME, el objetivo es "mejorar la calidad de vida y el bienestar de aquellos pacientes que hayan tenido que someterse a tratamientos quirúrgicos o químicos en su lucha contra el cáncer.

Durante las sesiones, también se ha dado a conocer una guía sobre el lipedema. Esta es una patología circulatoria y linfática que padecen en torno al 15% de las mujeres. Provoca que las piernas sean pesadas y desproporcionadas al tronco. Además de un problema estético, implica una importante dificultad para el bienestar de las personas que lo padecen. La clausura del congreso es mañana. Hasta entonces, casi 2.000 médicos debatirán técnicas y avances para mejorar la salud y el bienestar de sus pacientes a través de su imagen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios