Las jóvenes promesas de la moda

  • Los diseñadores emergentes y las firmas comerciales fueron los protagonistas de la última noche de la Pasarela Larios

La segunda jornada de la Pasarela Larios Málaga Fashion Week concluyó anoche con el protagonismo de los jóvenes Ribera del Duero, diseñadores emergentes que son promesas de la moda, además de la representación de las mejores tendencias por parte de las principales firmas comerciales.

Al igual que el viernes, en torno a las 20:30 comenzó el desfile por los 320 metros de alfombra que ocupaba Larios. Por ella pasaron en primer lugar doce firmas de referencia tanto dentro como fuera de España, que presentaron sus colecciones. Fueron Carmiña Romero, Olimara y Dunnes Stores con Savida, Costelloe Casual Men y Lennon Courtney; las de El Corte Inglés, Gloria Ortiz, Yera, Emidio Tucci Black, Zendra y Tintoretto; y la de baño Livia Monte Carlo e Impecable Modas.

Tras una introducción por parte de Jacqueline Campos, en la que agradeció y recordó el trabajo de peluquería a cargo de Carlos Rufo, Mochi y Antonio Eloy, y el maquillaje de Arteness, la diseñadora Carmiña Romero sacó sus prendas a pasear.

La costarricense -que participó por primera vez en el evento malagueño- mostró su apuesta para la mujer cargada de influencias sesenteras, con motivos psicodélicos. A continuación, las modelos desfilaron con los vestidos y pamelas de Olimara.

Las firmas de Dunnes Store enseñaron las tendencias para la próxima temporada, con abrigos, colores claros, vaqueros y un vestido de lentejuelas de la mano de Savita, jerseys, abrigos y bufandas para hombres de Costelloe Casual Men, y el recorrido de Lennon Courtney por toda una paleta de colores.

Por su parte, El Corte Inglés mostró a una mujer urbana y rockera, a veces, con los diseños de Gloria Ortiz, y preparada para la lluvia con Yera. El estilo sobrio de Emidio Tucci Black estuvo reservado para los hombres, que vistieron trajes con jerseys de cuello alto y mochilas.

Tras las firmas fue el turno de los diseños de los 20 jóvenes malagueños seleccionados por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero, que tenían el reto de confeccionar sus piezas con el color de los vinos de la marca como eje central, creando así la colección Vestidos Ribera del Duero.

Además, uno de los diseñadores de las 20 piezas basadas en el vino recibió un premio tras el desfile. La firma Protocolo también tuvo un reconocimiento a su trayectoria profesional de más de 25 años en el mundo de la moda, especializada en el diseño masculino, desde trajes de novio hasta acabadossport.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios