Sesión de control

Díaz espera que los 1.700 millones más para Andalucía no sean una nueva "tómbola electoral" de Rajoy

  • La presidenta andaluza critica que al jefe del Ejecutivo central sólo le interesa la comunidad cuando hay comicios próximos.

Comentarios 9

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha confiado este jueves en que el anuncio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ayer en Sevilla de que esta comunidad verá incrementadas en 1.700 millones de euros sus entregas a cuenta por la financiación autonómica en 2016 no responda a una "tómbola electoral".

Así se ha pronunciado Díaz durante su debate con el presidente del PP-A, Juanma Moreno, en la sesión de control al Ejecutivo del Pleno del Parlamento. Ha mostrado su preocupación por que ese anuncio de Rajoy, que hacía dos meses que no venía a Andalucía, no obedezca a que estamos a las "puertas de una campaña electoral", porque entonces va a pensar que al presidente solo le interesa esta comunidad "cuando hay elecciones".  "Eso es lo que voy a pensar yo y miles y miles de andaluces", ha apuntado Díaz, para quien si de verdad estamos hablando de mejorar la financiación autonómica, hay varios elementos que pondrían de manifiesto con claridad ese compromiso con Andalucía.

Ha invitado al presidente del PP-A a que reclame junto a ella un nuevo sistema de financiación, porque en cinco años, Andalucía ha dejado de recibir más de 4.000 millones de euros.

Asimismo, se ha referido a la liquidación presupuestaria de 2013 -por la que Andalucía tiene que devolver 265 millones-, apuntando que el presidente del Gobierno le garantizó durante la reunión que mantuvieron que se iba a revisar dicha liquidación, porque "no era normal que cuando todas las comunidades recibían dinero del fondo de convergencia. "Me dio su palabra el presidente del Gobierno, en Moncloa", según ha expresado Díaz, quien ha agregado que, sin embargo, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) se ha visto que "no era verdad" y que Andalucía tiene que pagar 265 millones de euros, "sin explicar el por qué, sin cuantificar el por qué y sin ni siquiera sentarse a negociar con Andalucía".

En cuanto a la reunión que volverá a haber la próxima semana del CPFF, ha manifestado que el líder del PP-A tendrá la oportunidad de demostrar si está del lado de Andalucía o del lado de Rajoy y del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Ha explicado que en esa reunión se va a aprobar un techo de gasto diferenciado para las comunidades autónomas, lo que "suena regular" y ha recordado que Andalucía ha cumplido en los dos últimos años con el objetivo de déficit. Por ello, ha expresado que espera que eso se refleje en el reparto del objetivo de déficit, que es "profundamente injusto", porque exige un esfuerzo ocho veces mayor del que hace el Ejecutivo nacional.

En relación con la financiación autonómica, la presidenta ha indicado que le preocupa mucho un eje Madrid-Barcelona y que esas comunidades vayan como un "cohete" y que se abra la brecha de la desigualdad con los otros territorios.

Por su parte, Moreno se mostró contundente al pedir que Andalucía tiene que dejar de ser, de una vez por todas, un "infierno fiscal que ahuyenta las inversiones". El dirigente popular insistió en que se hace urgente y necesario acometer una reforma fiscal que comience por una rebaja de dos puntos del tramo autonómico del IRPF, o la "bonificación progresiva" del impuesto de sucesiones y donaciones y de los impuestos de hidrocarburos.

Además, Moreno reclamó "apoyo real" de la Junta a los sectores productivos, a los que, denunció, "no se puede dedicar sólo un 2%" para crear empleo. En este sentido, Moreno propuso que parte de los 1.700 millones extra de financiación que llegarán a Andalucía en los Presupuestos Generales del Estado para 2016 se dedique a los sectores productivos. En sus críticas a la gestión del Ejecutivo socialista, paralelas a la reivindicación, una vez más, de un plan de empleo, Moreno exigió que éste contemple el pago de las deudas pendientes de la Junta, "que debe 3.300 millones y se ha convertido en la principal morosa de las empresas andaluzas", por lo que de esta manera "condena a las empresas a la quiebra, a la ruina y a los despidos" con sus impagos.

El panorama dibujado por el líder de los populares andaluces incluyó también una referencia a un plan de eficacia en la inversión para "gestionar bien", ya que en dos años -recalcó Moreno- la Junta ha dejado de invertir 1.300 millones en políticas de empleo. El líder del PP-A emplazó a la jefa del Ejecutivo a "no conformarse" con el horizonte de un millón de parados al que Díaz se refiere como objetivo a corto plazo en Andalucía, y le pidió "serenidad y más ambición" para que Andalucía "deje de ser el farolillo rojo de todas las regiones de España y de Europa". Moreno atribuyó a las reformas que se hacen desde el Gobierno de Rajoy los datos de la EPA del segundo trimestre, que "están impulsando la recuperación económica y del empleo, que ya nadie discute". Por ello sugirió a la presidenta que "se deje ayudar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios