Escuredo se pronuncia a favor de Rubalcaba como líder del PSOE

  • El ex presidente critica que el PSC "apoye tácitamente" un pacto fiscal para Cataluña como el de CiU.

Otro dirigente histórico del PSOE se suma a la causa de Rubalcaba. El ex presidente de la Junta de Andalucía Rafael Escuredo se pronunció ayer a favor del candidato a la Secretaría General del partido. Escuredo explicó a este diario que confía en la credibilidad y experiencia del ex vicepresidente del Gobierno, de quien celebra no sólo "su manera de hacer política", sino también su discurso: "Rubalcaba ha dicho que el partido necesita una voz única, una posición unitaria, la misma para todo el país, y eso lo echamos de menos desde hace tiempo los de mi generación".

 Otra razón para su toma de posición es una crítica al partido de origen de la otra candidata, que concreta en "el apoyo tácito, con ligeras variaciones, que el PSC ha hecho al pacto fiscal que reclama CiU". El ex presidente de la Junta subraya que eso desde Andalucía "rechina, porque pone en cuestión los principios de cohesión y de solidaridad". La tesis de Escuredo es que el PSC se equivoca, porque "ese pacto fiscal privilegiaría a Cataluña y discriminaría a Andalucía, y eso el PSC no puede consentirlo y un PSOE con sentido de Estado no debe consentirlo".

Además de su preferencia por uno de los candidatos y su preocupación por el pacto fiscal, Escuredo está convencido de que el congreso del PSOE que empieza mañana en Sevilla es de transición. Se elegirá el secretario general para los próximos años, pero opina que a esta convocatoria le falta sustancia y una discusión profunda sobre el futuro, porque son muchos los desafíos que tiene la socialdemocracia en Europa en estos momentos de crisis. En ese sentido, habría preferido que el congreso se celebrase unos meses después, para realizar un debate estratégico e ideológico más templado y tranquilo.

De hecho, el ex presidente andaluz piensa que "el tsunami de esta crisis, inédita hasta ahora, ha arrasado no sólo a la socialdemocracia, sino también a la democracia cristiana, que es la otra gran familia política fundadora de la Europa unida, y a los liberales tradicionales". Estas opciones ideológicas han sido sustituidas por formaciones conservadoras, neoliberales y populistas, "que han consagrado unos nuevos principios, una especie de pensamiento único, de tal manera que el que se sale de ese esquema no está en el mundo, y una cierta socialdemocracia se ha instalado en ese espacio".

Escuredo resume su análisis recalcando que la izquierda no puede gobernar con los mismos principios que las fuerzas neoconservadoras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios