Fresas y frambuesas de Huelva, dos delicias onubenses únicas

  • Los cultivos de fresa y frambuesa se han constituido como sector estratégico y motor de desarrollo de la economía onubense, ubicando a la provincia en la escena internacional

Comentarios 11

Los efectos, directos e indirectos, del sector fresero en Andalucía inciden positivamente en el resto de los sectores económicos. Así pues, el cultivo de la fresa se ha convertido en un sector estratégico y motor de desarrollo, sobre todo, en la economía onubense –representando el 27 por ciento de su agroindustria alimentaria por número de establecimientos– que ha situado a la provincia en el panorama internacional siendo, además, un factor fundamental en la mejora de las rentas, del empleo, de la riqueza y del desarrollo del sur de la provincia.

En la actualidad, Huelva aporta alrededor de 245.000 toneladas de fresa (y fresón), el 9 por ciento de la producción mundial de fresa y el 25 por ciento de la Unión Europea de 25 miembros, situándose como segundo polo de producción, tecnología e investigación del mundo en este sector, detrás de California. Sin embargo, su superficie se ha visto reducido con respecto a la campaña 2005/2006 un 12 por ciento. Aunque la superficie cultivada ocupa sólo el 3% por ciento del total de la superficie de cultivo en la provincia, el sector fresero aporta más del 50 por ciento de la producción total agrícola.

Si nos remontamos a 1977 apenas se cultivaban 600 hectáreas en la provincia. El despegue de este producto tuvo lugar en los años 80, llegando a alcanzar en 1992 las 5.196 hectáreas y, en 1997, las 6.989. En el conjunto provincial, la fresa está presente en 23 municipios de los 79 existentes, destacando el municipio de Moguer, con cerca de 2.300 hectáreas, que representa más del 33 por ciento de la superficie cultivada en la provincia.

A más distancia, Almonte, con 1.152 hectáreas que, con Doñana, incorpora interesantes explotaciones de cultivos ecológicos. Palos de la Frontera, con 744 hectáreas, concentra el 11 por ciento de los campos freseros onubenses. Otros municipios donde la fresa tiene una trascendencia considerable son Lucena del Puerto, Lepe y Cartaya. El clima de la zona brinda al territorio unas posibilidades extraordinarias para practicar la agricultura de gran calidad.

La frambuesa

La frambuesa, por su parte, es el segundo cultivo en superficie de la provincia de Huelva, ocupando 1.301 hectáreas. Cifra que ha supuesto un aumento de su superficie respecto a la campaña anterior en un 40 por ciento. Le siguen los arándanos, el tercer cultivo, que es el producto que más ha incrementado en superficie en la última campaña (43 por ciento) hasta situarse cerca de las 300 hectáreas. No obstante, la superficie de frambuesa ha aumentado en la última campaña respecto a las 928 hectáreas cultivadas en la campaña 2005/2006, sobre todo en los términos onubenses de Lucena del Puerto y Bonares.

En cuanto a las variedades, la más utilizada es la Glen-Lyon, que ocupa aproximadamente el 95 por ciento de la superficie total. La variedad Tulameen, procedente de viveros de altura y ocupa un 2 ó 3 por ciento de la superficie. La progresiva –pero aún moderada– corriente de sustitución del cultivo de la fresa por el de la frambuesa, necesita todavía un mayor requerimiento de mano de obra para su tratamiento y recogida. Esto es debido a que por cada hectárea de fresa que pasa al cultivo de frambuesa, es necesario el doble de mano de obra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios