"Mandar a galeras directamente a los imputados de Gürtel es un poco complicado"

  • La secretaria general del PP recuerda que se trata de asuntos que "no están sancionados ni siquiera con penas de cárcel"

Comentarios 7

"Compañeros de partido y, sin embargo, amigos". María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, bromeaba sobre la tensión interna de los partidos políticos en su intervención, pero minutos después no dudó en defender a capa y espada la inocencia de los tres imputados en el caso Gürtel de la Comunidad Valenciana. La dirigente popular aseguró, al ser preguntada por la posibilidad de que los partidos no cuenten en sus listas con candidatos imputados, que "imputado no quiere decir condenado y que a uno cuando se le acusa tiene el derecho de la presunción de inocencia". En este sentido, Cospedal remarcó que "mandar directamente a galeras" a alguien porque se le impute un delito como el cohecho impropio es "muy complicado" porque son asuntos -los relacionados con los implicados del caso Gürtel- que "no están sancionados ni siquiera con penas de cárcel sino con multas". En alusión al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el ex secretario general del PP en Valencia, Ricardo Costa, María Dolores de Cospedal argumentó que "dicen que son inocentes y nosotros creemos en ellos, todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia".

"En Valencia están imputados por delitos como el cohecho impropio, que es que te regalen algo por la condición que tienes pero sin que hagas nada a cambio. Mandar directamente a galeras a las personas imputadas por esto es complicado por muy duras que sean las campañas de la prensa", argumentó la dirigente popular.

Insistió en que el PP no entrará en una batalla del "y tú más" con los socialistas, pero les recordó que "el PSOE de Andalucía tiene más de un centenar de cargos públicos imputados y más de 31 son cabezas de lista". Tan sólo unas horas antes, el líder regional del PP y vicesecretario general de Política Territorial, Javier Arenas, abogó también en su visita a Almería por el acuerdo entre las principales formaciones políticas con respecto a la participación de cargos públicos imputados en la vida política y sobre "si se debe o no respetar la presunción de inocencia" a la hora de incluirlos en las candidaturas.

Durante el turno de preguntas la secretaria general del PP abordó otros asuntos como la rebaja del impuesto de sociedades a las pequeñas y medianas empresas, un compromiso que recogerán en el programa electoral, y también los incentivos por la contratación de jóvenes. Sobre la conciliación de familia y trabajo, Cospedal mostró su cara más cercana y se sinceró reconociendo que "es la gran mentira del siglo XXI". A su juicio, "una de las asignaturas pendientes de España es reducir los horarios de trabajo para poder conciliar lo laboral con lo familiar, pero también con lo personal". Se mostró, por último, en contra de las cuotas de género en la configuración de las listas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios