antonio sanz cabello. coordinador general de la campaña del PP a las andaluzas

"Quien quiera saber cómo es Susana Díaz que le pregunte a Chaves, Griñán o Viera"

  • "Es una gran actriz y una nefasta gobernante. Se cree que está por encima de los andaluces, que es divina, y debe bajar a la tierra", dice el jefe de campaña del PP de la presidenta de la Junta

Comentarios 7

A pocas horas de que hoy sea confirmado como coordinador general de la campaña electoral del PP a las andaluzas y, también, a pocos días de que sea reafirmado como cabeza de lista por Cádiz, Antonio Sanz analiza unos comicios, los del 22 de marzo, en los que entiende que su partido tiene mucho que decir. No da nada por perdido, afirma que el PP y Juan Manuel Moreno están preparados para gobernar y deja claro, con o sin querer, que la campaña de su partido irá dirigida sobre todo a intentar erosionar la imagen que de Susana Díaz tienen los andaluces.

-Lo nunca visto: tres elecciones en menos de un año. ¿Hasta qué punto ve positivo o negativo este hecho para la política en general, tan desprestigiada últimamente?

-Los ciudadanos lo que quieren es gestión, que sus gobiernos les resuelvan sus problemas. Y tres elecciones tan seguidas no creo que sea bueno. La diferencia ha sido el adelanto de las elecciones andaluzas, porque las municipales tienen que ser en mayo, por ley, y las generales serán a fin de año, cuando acaba la legislatura. Y hay una evidencia: todo adelanto electoral conlleva un fracaso político. Y la decisión de Susana Díaz constata el fracaso del Gobierno bipartito en Andalucía. La concentración de tres elecciones en un año se podía haber evitado si Andalucía hubiese tenido un Gobierno sólido y estable. Pero no ha sido así. Al final han primado los intereses y el capricho personal de Susana Díaz. Pero creo que este adelanto electoral va a tener un efecto boomerang y se va a convertir en su puntilla política. El fracaso de la gestión del bipartito terminará siendo el fracaso personal de Susana Díaz.

-Entiendo por sus palabras que no ha apreciado usted deslealtad de IU en el Gobierno andaluz...

-Si alguien ha sido desleal, pero con los andaluces, ha sido Susana Díaz. Se ha llevado tres años diciendo que el Gobierno andaluz funcionaba a la perfección, y ahora resulta que no era así. O sea, que ha estado mintiendo a los andaluces todo este tiempo. A ella le importa muy poco IU. En este adelanto ha primado la agenda personal de Susana Díaz, su ambición desmedida por dar el salto a Madrid para presentarse a las primarias de su partido a las generales y para dirigir el PSOE federal. Los andaluces tienen claro que estas elecciones tienen un tufazo a palanca personal que les perjudica. Pero no le va a salir bien el órdago. Por eso desde el PP entendemos que esta convocatoria es mala para los andaluces, porque va a estar otra vez sin gobierno. Lo peor es que llevamos así desde que dimitió Chaves en 2009. Andalucía lleva seis años sometida a vaivenes de fugas y desgobiernos. Se fue primero Chaves, luego Griñán y ahora Susana Díaz adelanta las elecciones para dar el salto a Madrid. Y eso no hay comunidad que lo aguante. Los andaluces llevamos muchos años pagando las crisis continuas del PSOE.

-Pero todas las encuestas constatan una alta valoración de Susana Díaz. ¿A qué se debe eso?

-Es que Susana Díaz es una gran actriz y una nefasta gobernante. En Andalucía hay un gran desconocimiento de la verdadera Susana Díaz. Ella demuestra una soberbia y una prepotencia que son dañinas para Andalucía. Se cree que está por encima de los andaluces, que es divina, y debería bajar a la tierra. Si alguien quiere conocer cómo es la verdadera Susana Díaz, sólo tiene que preguntarle a Chaves, a Griñán o a Viera. Ellos sí que la conocen. El problema es que ella vende una imagen irreal, como gran actriz que es. Pero como gobernante es nefasta, con un nivel de incompetencia en la gestión total. De 28 leyes que quería sacar adelante el Gobierno bipartito, sólo se han aprobado dos. Susana Díaz no es de fiar y eso no es algo que diga solamente yo. Hasta los de IU, hasta hace pocos días compañeros suyos de gobierno, han creado el hashtag "Susana Díaz no es de fiar". Eso lo dice todo.

-Susana Díaz tendrá enfrente a un candidato del PP, Juan Manuel Moreno, que sigue siendo un desconocido para la mayoría de los andaluces. ¿No le llegan estas elecciones muy pronto?

-Pero es un político con una sobrada experiencia institucional y de gobierno, y yo creo que eso es más importante que el grado de popularidad de un político. Juanma ha sido concejal con responsabilidades de gobierno, parlamentario autonómico y miembro del Gobierno de España. Es un político moderno, cercano y dialogante, pero sobre todo es eficaz. Y, además, le acompaña un proyecto político con recetas y soluciones para Andalucía frente al vacío que representa el PSOE. Él sí está en Andalucía para quedarse.

-Las últimas elecciones andaluzas dejaron un sabor agridulce en el PP, que logró una victoria histórica pero sin opciones de gobernar. ¿Qué diferencias habrá entre esa campaña y esta próxima?

-La clave la va a tener la abstención. Es una obviedad pero que encierra una gran importancia. El que logre movilizar mejor a su electorado habrá dado un salto importante. Yo creo que este adelanto electoral, además de suponer un fracaso para el Gobierno bipartito, supone una oportunidad para el PP y para Andalucía. Todos los andaluces que confiaron en 2011 y en 2012 en un cambio político en España y en Andalucía tienen hoy más razones si cabe para seguir pidiendo ese cambio, para movilizarse. La pregunta es si Andalucía se puede permitir otra legislatura sin gobierno. Porque si no llega a haber tenido estos tres años un gobierno tan ineficaz, Andalucía habría salido antes de la crisis. Además, lo que viene no es esa coalición de perdedores PSOE-IU que acumula un serial importante de fracasos en el Gobierno andaluz y antes en ayuntamientos como los de Sevilla, Córdoba o Jaén. Lo que viene es Susana Díaz y Pablo Iglesias. Por eso el único cambio posible y seguro lo representan el PP y Juanma Moreno, que estamos preparados para gobernar Andalucía. Yo creo que nuestro reto tiene que ser exportar a la Junta la buena gestión de nuestros alcaldes en Andalucía.

-¿Hasta dónde cree que va a llegar Podemos?

-Podemos es un fenómeno que aprovechó un momento de confusión para engatusar a mucha gente. Pero cada día que se conoce mejor qué es Podemos y quiénes son sus dirigentes, más seguidores pierden. Ahora se está empezando a descubrir la verdad: uno que no declara lo que cobra de Venezuela, otro que no declara lo que cobra de Irán y otro que cobra pero no va. Para ellos sólo existe corrupción en los demás. Ellos sí que son una casta, pero una casta de aprovechados, porque no hay ni uno que no tenga ya un escándalo, y eso que no han empezado a gobernar. Por eso cada día que pasa, menos futuro tienen. Las recetas de Venezuela o Cuba no valen para Andalucía, que necesita y quiere democracia y confianza. Podemos es la izquierda radical que apuesta por la ruptura del sistema y Andalucía no necesita eso.

-¿Posibilitará la irrupción de Podemos un gobierno de coalición entre el PP y el PSOE bien en España o bien en Andalucía?

-Una democracia madura nunca puede descartar ese tipo de acuerdos. Y España ya es una democracia madura. Se trata de garantizar estabilidad al país y de generar confianza. Yo no lo descarto, y tampoco en Andalucía, aunque confío en que no sea preciso porque aquí hay una alternativa clara de cambio, la única, que se llama PP y Juanma Moreno. Pienso que en Andalucía el PSOE necesita un tiempo en la oposición para regenerarse, porque son 32 años de gobierno en los que han confundido lo público y lo privado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios