Javier Arenas, candidato del PP a la Presidencia de la Junta y presidente del PP-A

"Me baño en humildad: la victoria no está conseguida"

  • Javier Arenas concluye un congreso concebido para su victoria en Andalucía, la que Mariano Rajoy proclama ya "sin pudor".

Comentarios 100

-Hay quien mantiene que usted cuenta con un infiltrado en el PSOE, y que por eso le salen tan mal las estrategias. Pero dejando esta broma aparte, el éxito previsto del PP en las elecciones del 25-M, ¿a qué se debe? ¿A errores ajenos o a aciertos propios?

-Siempre que se produce un cambio político se debe a la mala gestión de los gobiernos y al éxito de quienes representan la alternativa. En el caso de Andalucía, hay una crisis económica, que se ha negado por activa y por pasiva, y que aquí tiene más incidencia que en ningún lugar de Europa. Y, en segundo lugar, aquí también han aparecido con mucha nitidez los abusos propios de quienes llevan gobernando sin controles durante 30 años. También se ha producido la circunstancia del fallido relevo en el PSOE de apartar a Chaves en beneficio de Griñán, que no ha supuesto un nuevo liderazgo para los socialistas. Y, a partir de ahí, el acierto del PP de estar todo el día haciendo propuestas, de estar todos los días en la calle y el de habernos hecho un partido interclasista.

-Rajoy proclamó ayer "sin pudor" su alegría por su triunfo electoral en Andalucía. ¿Qué opciones reales tiene usted de gobernar, porque hay, en su partido, quien le otorga hasta 59 escaños, cuatro por encima de la mayoría absoluta?

-A mí nunca me acompaña el triunfalismo, y ahora más que nunca, me baño en humildad todos los días, desde por la mañana hasta por la noche: la victoria no está conseguida. Mi impresión es que estamos rozando la mayoría de gobierno, y no me gusta hablar de mayoría absoluta porque si soy presidente, ejerceré como si no la tuviera. Pero, desde luego, las elecciones no están ganadas todavía, y sigo sabiendo que el Partido Socialista es un partido muy fuerte en Andalucía. No quiero compañeros triunfalistas, sino optimistas y humildes.

-En caso de ganar, pero de no alcanzar la absoluta, se dan dos escenarios: el PSOE gobierna con IU, que es un asunto de estos dos partidos, o usted, con UPyD si se da el caso. ¿Lo descarta?

-No aspiro a la gloria de la victoria, sino a la responsabilidad del Gobierno. Es cierto que están esos dos escenarios: o una mayoría amplia del PP o un Gobierno del PSOE y de IU. Una representa el cambio y otro el continuismo, pero con políticas más radicales que las aplicadas hasta ahora. No va a haber un poquito de cambio. O hay cambio o no hay cambio. Y si hay cambio, tendremos una mayoría amplia.

-No me contesta a lo de UPyD, el partido de Rosa Díez.

-Lo que sé es que algunas encuestas le dan la opción de obtener algún escaño. Y que ellos han dicho que respetarán a la lista más votada y que, en ningún caso, formarían parte del Gobierno.

-¿Descarta que el PSOE pueda ganarle en votos, incluso con el efecto de las medidas que el Gobierno de Mariano Rajoy está tomando o pueda tomar desde ahora al 25-M? Me refiero a la subida de impuestos, que se negó en la campaña, o a la reforma laboral, que supone, entre otros asuntos, un abaratamiento del despido. Rubalcaba dijo ayer en Málaga que si "Arenas cuenta de verdad lo que va a hacer, no tendría ninguna oportunidad de ganar".

-La verdad es que los socialistas no tienen hoy la opción de ganar porque se han pasado cuatro años negando la crisis y hablando de los brotes verdes, y los ciudadanos penalizan más la negación de la crisis que el fracaso en la gestión de la propia crisis. Sinceramente, el PSOE no es una opción ganadora para el 25 de marzo, y lo digo desde el respeto. Y ahora queda un mes en el que vamos cargados de ilusión y de esperanza.

-¿No le hacen daño a las expectativas del PP andaluz, por tanto, la reforma laboral o la subida de impuestos?

-Hay un mensaje contradictorio del Partido Socialista: claman al cielo por los recortes sociales, y esto ha sido respondido por un Gobierno que ha subido las pensiones, que ha mantenido la sanidad y la educación pública y que ha recurrido a los sacrificios equitativos. Porque es más equitativa la reforma fiscal de Rajoy (basada en el IRPF) que una subida del IVA, porque por este impuesto paga lo mismo un banquero que un parado. O sea, que el Partido Socialista clama, por un lado, contra recortes sociales, que en ningún caso van a llegar, y por otra parte nos acusan de hacer electoralismo. Frente a esto, está la evidencia, y es que todos los viernes el Gobierno adopta una reforma. Lo que hoy penaliza es no tomar medidas contra la crisis.

-La campaña de Rajoy se basó, sobre todo, en un cambio por el cambio para salir de la crisis. Después hemos visto que no era así, que ustedes han emprendido reformas que no se habían anunciado. ¿En su campaña será más concreto?

-Mariano Rajoy hizo su campaña proponiendo reformas profundas a la sociedad española, que son las que están ahora sobre la mesa. Se ha hablado mucho de la reforma laboral, pero quiero recordar que los 33 días (la única modalidad de despido improcedente ahora) se pactó con los empresarios y sindicatos en 1997, y lo único que Rajoy no sabía es que se iba a encontrar con una mentira en la cifra de déficit. Imagínese usted cómo estoy yo en Andalucía, donde un miércoles Griñán dijo que el déficit era del 1,4%, y el jueves, la consejera de Hacienda dijo el 3%.

-Hoy hay manifestaciones contra la reforma laboral. ¿Comparte usted la tesis de su secretaria general, María Dolores de Cospedal, de que los sindicatos y sus "anticuadas pancartas" no defienden a los parados?

-Respeto mucho a las organizaciones sindicales, han dado pruebas de madurez en los últimos 30 años y el otro día le dije a Toxo [el líder de CCOO] que lo que menos necesita España es un conflicto social y yo espero que las organizaciones vayan a estar a la altura de las circunstancias con independencia de las primeras reacciones. Deseo que en el trámite parlamentario de la reforma laboral hagan propuestas que se puedan estudiar a fondo por parte del Gobierno.

-No los considera anticuados, por tanto.

-Los sindicatos han hecho un gran esfuerzo para tener autonomía, para tener independencia y deben seguir en ese camino. No es bueno que sean correa de transmisión ni de partidos ni de organizaciones.

-¿Es cierto que María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, tiene mucho poder en su partido?

-Es cierto que el PP es un partido presidencialista, y Mariano Rajoy tiene mucha influencia, y es cierto que María Dolores de Cospedal ha sido una buena secretaria general, que puede compatibilizar sus responsabilidades.

-Le hago otra pregunta. Usted ha anunciado que si gana las elecciones en Andalucía, no estará más de dos mandatos. Pero la cuestión es otra: si Rajoy le ofrece, debido a un agravamiento de la crisis, una vicepresidencia, ¿irá usted al Gobierno de la Nación?

-Mi página en la política nacional está pasada. He sido tres veces ministro, he sido vicepresidente del Gobierno, he tenido oportunidad de volver durante estos últimos ocho años a la escena nacional y he optado, claramente, por Andalucía.

-¿Será usted más concreto en su campaña electoral que Mariano Rajoy?

-Llevo presentadas desde enero hasta ahora 128 propuestas. Los andaluces sabrán perfectamente el 25 de marzo, el día de las elecciones, cuáles serán las primeras medidas del cambio y cuáles serán las primeras 100 medidas que adoptaremos si formamos gobierno.

-Algunas de ellas...

-Ya lo sabe, suprimiré el 50% de los altos cargos de la Junta; iniciaré de inmediato la reforma de la Educación; voy a ofrecer un gran pacto para el empleo; voy a iniciar la desaparición progresiva del impuesto de donaciones y sucesiones, voy a poner en marcha el plan individual de mujeres maltratadas, y voy a derogar los decretazos del sector público....

-En el caso de las empresas públicas que tanto han criticado, ¿harán uso de las facilidades que la nueva normativa ofrece para realizar ERE en la administración?

-En este momento, la prioridad pasa por una reducción de directivos en las empresas públicas y una reducción drástica del gasto corriente. A partir de ahí, tendré que diseñar el sector público, pero con dos rayas rojas.

-¿Cuáles?

-El sector público empresarial no debe competir ni con la iniciativa privada ni con los funcionarios.

-La Radio Televisión de Andalucía, por ejemplo. ¿Cerraría algunos de sus canales o privatizaría algunos servicios? Informativos, por ejemplo.

-Canal Sur va seguir siendo una televisión pública, así lo dice nuestro Estatuto, y en estos momentos es imprivatizable. Pero si llego a ser presidente, encargaré un plan de racionalización de todo el gasto de Canal Sur.

-¿Suspenderá las oposiciones previstas a maestros y profesores como han hecho algunas comunidades del PP?

-En Andalucía hacen falta más profesores, somos la comunidad de España que menos invierte por alumno y, si yo puedo, subiré el presupuesto de Educación.

-Pero hay un límite de reposición impuesto por el Gobierno central para los profesores y maestros.

-Hay un análisis jurídico. El año pasado ya hubo un conflicto jurídico entre el Gobierno central y la Junta de Andalucía, y yo espero que siga habiendo el mismo nivel de diálogo.

"No quiero que mi despacho esté en San Telmo"

-El viernes cenó con Rajoy, y ayer almorzó también con él. ¿Escogió usted el restaurante?

-Lo hemos decidido juntos, porque Rajoy conoce Sevilla mejor que yo.

-¿Cuál es?

-Eso no se dice, sería hacer publicidad.

-¿Le ha dado algún consejo de comunicación política a su antiguo compañero de partido y actual ministro de Educación, José Ignacio Wert? Se lo digo por lo de asegurar que el deporte español tenía un problema con el dopaje. Por ejemplo.

-No. Le conozco hace 30 años, es un ministro extraordinariamente brillante, y a corto plazo va a tener muchísimo reconocimiento, pero es un hombre que lanza sus ideas a la sociedad sin ningún tipo de complejos.

-En el 25-M, los andaluces habrán ido a las urnas en tres ocasiones en los últimos nueve meses. ¿Qué participación espera?

-Preveo lo que deseo: que haya un incremento de participación porque quiero que el cambio esté asentado en una ilusión que se vea en las urnas.

-¿Qué le acompañará durante la campaña electoral? ¿Libros, música o sólo su intermitente teléfono móvil?

-Libros seguro, me acompañan todos los días. Estoy acabando Entre limones, de Chris Stewart, es muy divertido, y hace poco terminé El imperio eres tú, de Javier Moro.

-Si gobierna, ¿le entregará el palacio de San Telmo al Ayuntamiento de Sevilla y volverá a la Casa Rosa?

-Si gobierno, intentaré que no sea costosa la salida del Palacio de San Telmo y llegaré a un acuerdo con el Ayuntamiento de Sevilla.

-¿No gobernará desde San Telmo?

-No quiero que mi despacho esté en el Palacio de San Telmo, lo que tengo que preguntar es cuánto cuesta el traslado en tiempos tan complicados para la economía.

"Necesito 25 personas clave"

-En alguna ocasión me dijo que, para gobernar Andalucía, necesitaría un número determinado de nombres. ¿Quince?

-No, 25 personas claves, entre el núcleo central de los consejeros, algunos secretarios generales, la cabecera del grupo parlamentario y la del PP. Son 25, sí.

-¿Su consejero de Economía y Hacienda?

-No se lo voy a decir; todo presidente que se digne de serlo no cierra su Gobierno antes de ser investido por el Parlamento.

-Y si le digo algunos nombres, ¿me contestará?

-Seguro que le contesto, pero no si van a estar o no en el Gobierno.

-¿Antonio Sanz será consejero de Presidencia?

-Mientras yo tenga opciones de hacer equipos, Antonio Sanz siempre estará en mis equipos.

-¿Rafael Carmona?

-Es una persona muy valiosa, y jugará un papel en el proyecto del PP en los próximos años en los asuntos económicos.

-¿Económicos o de la Administración Pública?

-Creo que tiene un perfil más económico.

-¿Y Alicia Martínez?

-Alicia Martínez es la primera autoridad en nuestro partido en materia de vivienda, y yo confío mucho en estas políticas, como confío en Jaime Raynaud en las políticas de Obras Públicas.

-¿Eso significa que será, si gobierna, consejero de Obras Públicas?

-Significa que no le contesto en nada a posibles consejeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios