Un testigo identificó al adulto detenido como el autor del crimen de la 'botellona'

  • El joven que está en prisión preventiva es un albañil de San Juan de Aznalfarache que está en el paro y que conocía a uno de los amigos del fallecido · Un menor es internado en un centro imputado por homicidio.

Comentarios 70

Las dos personas detenidas el pasado fin de semana por el homicidio de Francisco José Guerrero Vargas, el joven que fue apuñalado el pasado 25 de marzo durante la macrobotellona de la fiesta de la Primavera, han sido encarceladas imputados por un delito de homicidio. El adulto, un trabajador de la construcción de 33 años y que está en paro, fue enviado ayer a la prisión de Sevilla-I por la titular del juzgado de Instrucción número 1 de Sevilla, Elvira Alberola, mientras que el segundo detenido, un menor de edad, está internado desde el pasado sábado en un centro de menores, en régimen cerrado.

La juez de Instrucción 1 de Sevilla ordenó el ingreso en prisión preventiva del adulto detenido después de que un testigo le haya identificado como el autor de la puñalada, como la persona que empuñaba el arma que acabó con la vida de Francisco José Guerrero, el vecino de La Puebla de Cazalla de 23 años, según confirmaron ayer a este periódico fuentes de la investigación.

En su declaración ante la juez, el sospechoso negó la autoría y afirmó que es "imposible" que un testigo le haya podido identificar como el responsable de la puñalada mortal. El acusado reconoció que aquella tarde acudió a la botellona y precisó que cuando se acercó al grupo de jóvenes de la víctima, donde había un conocido suyo, se encontró a la víctima ya tendida en el suelo, pero no presenció el momento de la agresión.

Según la versión del imputado, ayudó a varias personas a subir a la víctima al coche de este amigo suyo, aunque el traslado definitivo se realizó en una ambulancia desde la calle Gregor Mendel y la muerte se produjo en el trayecto al centro sanitario. El detenido sostuvo que él no fue el autor de la puñalada ni vio quién lo hizo, y precisó que tras ayudar a los amigos de la víctima se volvió a la fiesta. Con posterioridad preguntó al grupo de amigos de la víctima qué había pasado con Francisco José Guerrero y fue entonces cuando le dijeron que había fallecido.

El joven también rechazó que él hubiese intervenido en el incidente previo en el que, según algunos testigos, se habrían pinchado las ruedas del coche del primo del fallecido y que podría haber sido el detonante de la puñalada. El acusado comentó en su comparecencia en el juzgado que con posterioridad al crimen había tenido conocimiento en el barrio, a través de diversos rumores, de que el menor podría haber sido el autor material de la puñalada y que incluso éste iba diciendo que había sido él quien apuñaló a Francisco José Guerrero.

El adulto imputado rechazó que lleve armas blancas y, en cambio, sí que señaló que el menor solía llevar este tipo de objetos, según comentaron las mismas fuentes. El imputado ha asegurado igualmente que ha colaborado con la Policía, permitiéndole el acceso a su vivienda e inspeccionar su vehículo, así como facilitando sus perfiles de la red social Tuenti, su ordenador y su teléfono móvil.

El encarcelamiento del vecino de San Juan de Aznalfarache fue solicitado por la Fiscalía de Sevilla, al considerar que hay indicios que le incriminan, y la juez decidió su ingreso en prisión sin fianza con el argumento del posible riesgo de fuga, dada la gravedad de los hechos y la posible pena que lleva aparejada un delito de esta magnitud.

De otro lado, el juez de Menores también ordenó el pasado fin de semana el ingreso en un centro, en régimen cerrado, del menor de edad que fue arrestado en relación con estos hechos y al que se imputa igualmente un delito de homicidio. El caso se encuentra bajo secreto de sumario, aunque una vez que se han producido esta detenciones y ambos jóvenes han sido ya encarcelados, la juez que investiga el caso podría decidir en breve el levantamiento de esta medida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios