El City insistirá con Willy

  • Txiki Begiristain, que vuelve a intentar pescar en Málaga, intentará presionar al entorno de Caballero para luego dirigirse al Málaga En Martiricos lo tienen muy claro: no está en venta

Tan claro tiene el Málaga que no se quiere desprender de Willy Caballero como Pellegrini que es el portero idóneo que necesita el Manchester City para realzar su competitividad en todos los frentes que tiene abiertos. El club blanquiazul asegura por activa y por pasiva que no habrá ninguna negociación por él; quien lo quiera, tiene que convencer al jugador y que éste abone en la LFP su cláusula de rescisión, 20 millones más IVA. Tanto se lo preguntan a los dirigentes en entrevistas y por la calle que ya hasta llegar a cansarles. Quien no tira la toalla, según pudo saber este periódico, es el Manchester City, que ya lleva tiempo preparando su ofensiva por el argentino en el mercado invernal.

Una vez más, está siendo el director deportivo, Txiki Begiristain, el que está intento pescar en el Málaga. Ya llevó en persona las negociaciones para convencer a Manuel Pellegrini, intentó convencer al padre de Isco de múltiples maneras para que se fuera a Manchester y encabezó los tratos para cazar a una de las perlas de la cantera, Brahim. Ahora ha diseñado una estrategia similar a las que desempeñó con ellos; pretende acercarse al entorno del jugador para intentar arrancarle al menos un compromiso verbal para que se mude al Etihad Stadium y luego acudir al Málaga con esa tranquilidad y formular una propuesta que, no obstante, no se acercaría a los 20 millones que cuesta su libertad.

Ahí es donde pierde fuerza el plan del conjunto de Manuel Pellegrini, puesto que la postura del club es clara a la hora de escuchar proposiciones por él. Si realmente el técnico chileno lo quiere, su club tendrá que abonar la cláusula, no hay otro escenario posible para el Málaga. En cualquier caso, habrá movimientos a lo largo de las próximas semanas y hasta que se cierre el mercado de invierno, bien porque el conjunto citizen haya tirado la toalla ante la actitud del Málaga o porque se hayan animado a comprar la libertad del arquero argentino, sin duda una cantidad nada habitual para un portero, más allá de su contrastada valía y su precio de mercado, cifrado por la agencia de referencia transfermarket en cinco millones de euros.

Lo cierto es que el Málaga sí había estado interesado en aligerar su nómina de porteros, pero no con la salida de Caballero precisamente. Ya habló con Kameni acerca de la posibilidad de encontrar una salida. Para que el club se desprendiera de su alta ficha, más viendo lo poco que juega, y él encontrara los minutos que le faltaban. Ninguna propuesta llegó a cuajar y, salvo un giro en el mercado invernal, el meta camerunés se marchará el próximo verano, cuando finalice su contrato aquí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios