Messi se convierte en termómetro de un Barcelona de nuevo caliente

  • El Barça recuperó su mejor versión frente al Valencia justo cuando el 'crack' argentino volvió a ofrecer todo su repertorio y marcó un 'poker' de goles.

Comentarios 7

Volvió el mejor Lionel Messi y  regresó la mejor versión del Barcelona: el argentino es el termómetro  de un equipo azulgrana de nuevo próximo a su mejor versión. 

Al plantel del Barcelona nunca le gustó hablar de  Messi-dependencia, al entender que de esta forma se le faltaba al  respeto a un equipo lleno de cracks y campeones del mundo con la  selección española. Pero también es cierto que Messi no es uno más. 

Así se demostró el domingo, cuando el argentino desplegó todo su  inmenso catálogo de recursos para hacer un poker de goles en el  triunfo ante el Valencia por 5-1. 

"No es ningún secreto, es una evidencia: cuando Messi funciona, el  Barça golea. El día que cumplía 200 partidos de Liga se dio un  homenaje particular, marcó su segundo poker como barcelonista  después de sumar seis hat tricks esta temporada. Vuelve a sonreír",  afirmó el diario Sport

Desde que comenzó el año, el Barcelona ha arrastrado problemas para mantener su mejor nivel hasta distanciarse diez puntos por detrás del Real Madrid en la Liga española.  Al tiempo, ese descenso de rendimiento estuvo aparejado a un  ligero bajón de Messi, según apreciaron muchos analistas. 

Es cierto que el delantero del Barcelona nunca dejó de producir,  pero también es verdad que sobre el campo se le vio sonreír poco y  erró más ocasiones de las que en él es habitual.  Esta versión disminuida del argentino coincidió con las ausencias de pilares básicos del equipo como Xavi Hernández o Andrés  Iniesta, lo que provocó que algunos periódicos hablaran de una  versión de Messi cercana a la de muchos partidos con su selección.  Por eso, muchos analistas vinculan el hecho de ver al mejor Messi  ante el Valencia con la recuperación de un hombre como Iniesta, quien  también brilló el domingo en la zona de creación de juego azulgrana. 

Así lo defendió Mundo Deportivo, quien publicó: "Messi  funciona mucho mejor cuando el centro del campo es la máquina de  hacer fútbol. Messi puede hacer muchas más cosas de cara a puerta conBusquets, Iniesta, Cesc o Xavi en el medio campo".  Y si la gran asignatura pendiente del Barcelona esta temporada  está en los partidos fuera de casa, donde apenas ganó 17 de los 33  puntos disputados, exactamente lo mismo se podría decir de Messi. 

El argentino apenas logró cuatro goles a domicilio (uno ante el  Athletic y tres frente al Málaga), su peor registro desde que tiene a  Josep Guardiola como entrenador. El año pasado a estas alturas el  argentino sumaba 13 goles como visitante.  Otro dato que ayuda a situar a Messi como termómetro de un  Barcelona que de la mano del argentino recuperó su mejor versión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios