Pretender al enemigo de tu enemigo

Apenas ocho cuadras separaban en sus inicios los estadios de Huracán y San Lorenzo. Así creció una rivalidad fatídica en algunos puntos, pero fervorosa en su gran mayoría. El clásico de barrio o el clásico porteño, cualquiera de esos nombres basta para recordar semejante duelo. Hasta el apodo de Ciclón viene como respuesta al nombre de Huracán.

Pero la historia va por otro lado. Curiosamente, el mayor enemigo del rival de mañana del Málaga tiene entre sus filas a uno de los pretendidos por el conjunto blanquiazul. Se trata de Cristian Espinoza, atacante del Globo, que volvió a ser clave en el triunfo de la pasada jornada y que está muy cerca de fichar por el Villarreal, que a su vez lo cedería al Málaga si se cumplen una serie de requisitos.

El acuerdo con el cuadro amarillo existe, pero el límite salarial tiene muy ahogado al club de Martiricos, que necesitaría que se produjera la salida de Ochoa, para así liberar espacio económico y la ficha de extracomunitario necesaria para incorporar al argentino.

De momento, toda la operación se encuentra en el aire pues el Villarreal tampoco ha cerrado un acuerdo con Huracán. Pese a todo, el club blanquiazul podría aprovechar su estancia en Buenos Aires con motivo de la Copa Euroamericana para acercar posturas con el futbolista, que estaba bastante decidido a aprovechar la oportunidad de jugar en la liga española.

Mientras tanto, Espinoza sigue destacando en las filas de Huracán y este fin de semana afrontará un nuevo partido de Liga para intentar alejarse del descenso. El enemigo de tu enemigo es tu amigo. Al menos durante 90 minutos, Espinoza sentirá seguro los colores del Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios