Al fin un buen día para ser delantero

  • Sebastián Fernández y Rondón marcaron el tanto del empate y de la sentencia, un justo premio a su esfuerzo

Toulalan aparte, que tuvo el mérito de superar el listón del notable que siempre pone, fue un buen día para ser delantero del Málaga, algo que no es muy habitual esta temporada por Martiricos. A los once minutos Sebas Fernández convirtió el puesto de máximo goleador en un triángulo entre él, Rondón y Cazorla; luego el venezolano decidió desmarcarse con su tercer tanto en cuatro partidos, lo cual confirma su tendencia al alza pese a que siempre deja algún fallo marca de la casa.

Lo cierto es que ambos marcaron goles importantes. El charrúa, el de la pronta igualada, para no desatar los nervios, además en una jugada de perseverancia que le caracteriza. Rondón cerró el partido en el momento de mayor vendaval blanquiazul. Culminó una buena contra con gran asistencia de Sergio Sánchez. Recio debutó como titular sin mucho tino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios