La incógnita de Valcarce frente al riesgo de Calleja

  • Muñiz medita alinear ante el Celta al tinerfeño, inédito esta temporada, o retrasar la posición del madrileño

La baja de Rossato provocará que Muñiz se enfrente este domingo en Balaídos al dilema de optar por Calleja como su sustituto o, por el contrario, elegir a Valcarce, inédito esta temporada. La importancia de la decisión final que tome el asturiano queda magnificada si se tiene en cuenta que el jugador que ocupe el lateral izquierdo tendrá enfrente a Núñez, campeón de Europa con el Liverpool y un jugador muy desequilibrante.

Por ello, Muñiz está meditando decantarse por el veterano lateral, que sería la opción más lógica si se atiene a la teoría que ha enarbolado toda la temporada por la que en el equipo hay dos jugadores por puesto. Sin embargo, el tinerfeño apenas ha entrado en los planes del asturiano como lo prueba el hecho de que sólo ha ido convocado en dos citaciones (Las Palmas y Eibar) y su presencia en el equipo se limita a los dos partidos de Copa del Rey (Celta de Vigo y Racing de Santander). Su ostracismo en el equipo ha provocado que Valcarce se plantee retirarse al final de esta temporada, aunque ayer aseguró que ahora mismo está centrado en la lucha por el ascenso: "No sé lo qué va a pasar con mi futuro. Me propuse aplazarlo hasta el final de la temporada porque tiene que estar muy meditado y máxime cuando me encuentro bien físicamente". Por ello, el lateral izquierdo afirmó que está totalmente preparado para volver a la titularidad: "Me veo bien para jugar y si el míster me da la oportunidad no será un partido especial para mí".

La otra opción que maneja el asturiano es retrasar la posición de Calleja al lateral izquierdo, una posición en la que ya ha jugado tanto en el Villarreal como el Málaga. Sin ir más lejos, en el partido de esta temporada ante el Sevilla Atlético, el asturiano ya alineó en la segunda parte a Calleja y Eliseu en la banda izquierda. Se trata de una apuesta más arriesgada, pero el madrileño ya ha demostrado su solvencia en las labores defensivas con sus continuas coberturas a Rossato. El jugador es consciente de que este domingo puede cambiar de posición sobre el terreno de juego: "Lo he pensado; he jugado en algunos partidos en las segundas partes y la pasada temporada jugué todo el partido frente al Valladolid", dijo.

Más allá de cuestiones tácticas, Calleja dijo ayer que el vestuario está muy tranquilo pese a la derrota ante la Real Sociedad: "Cada vez que hemos tenido un tropiezo hemos sabido reaccionar. Siempre hemos dado la cara. En el vestuario no hay miedo, estamos muy confiados en lo que hacemos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios