Logística

El 'caos organizado' de Amazon

  • El grupo creó su portal español en 2011 e inauguró un centro en Madrid en 2012. Hoy emplea a 300 personas y ofrece 32 millones de productos.

Comentarios 11

Desde que abrió sus puertas en España, Amazon ha experimentado un crecimiento exponencial del que pocas empresas pueden alardear. La compañía decidió lanzar su portal .es en 2011 y a mediados de 2012 apuntaló su estrategia con la inauguración de un centro logístico en San Fernando de Henares (Madrid). En el año y cuatro meses transcurridos desde entonces, el éxito de ventas de esta tienda on line ha llevado a la multinacional a ampliar sus instalaciones desde 24.000 metros cuadrados hasta los 32.000 actuales, a contratar a 300 personas -230 fijas- y a aumentar su oferta desde los siete millones de artículos a los 32 millones de hoy -a los que se suman otros 31 millones digitales-. "Hemos llegado a España más tarde que a otros países europeos, pero vamos a crecer a un ritmo mucho mayor", explica Fred Pattje, director de Operaciones de Amazon España.

Hasta que Amazon decidió instalarse en Madrid, los productos que compraban los usuarios españoles llegaban desde su plataforma en el sur de Francia -una de las 24 que la compañía tiene en Europa-. "Entonces, los plazos de entrega eran de cuatro o cinco días, hoy, si el cliente lo solicita, de un mínimo de tres horas", añade. Una entrega rápida y cómoda que, junto con una política de precios bajos y de variedad de artículos, son los pilares en los que la compañía asienta su éxito. De momento, prefieren no hablar de nuevos centros en España -en Francia, por ejemplo, ya tienen cuatro- aunque reconocen que "la demanda está superando sus expectativas", en palabras de François Nuyts, director general de Amazon España.

La Navidad se aproxima y, con ella, el periodo de máxima actividad del año en el almacén de San Fernando de Henares. Su plantilla se duplicará, hasta los 600 empleados, durante estas semanas. En 2012, el día punta fue el 26 de diciembre, cuando el centro envió en 24 horas 43.161 productos, 4.300 por hora, 72 por minuto. Y en el presente ejercicio, el punto álgido se espera para el 16 de diciembre. "Es cuando se abona la paga extra", indican los directivos de Amazon, que esperan "pulverizar las cifras de 2012".

El frenesí en los pasillos del almacén madrileño ya se notaba esta semana. Con 14 categorías de producto -desde libros a artículos electrónicos, pasando por calzado y material para bricolaje-, esta gran tienda por internet registró el pasado mes de octubre 4,6 millones de usuarios únicos, un 55% más que el año anterior. Pero, ¿cómo funciona todo el engranaje desde que el cliente le da a la opción de comprar en la web de Amazon hasta que el producto llega a su casa?

El centro de San Fernando de Henares se organiza en tres grandes áreas. La primera es la de recepción de mercancía, donde trabajan el 40% de los empleados, que realizan un primer test de calidad del producto -en seis segundos descartan los que tengan defectos- y los registran en el sistema para su clasificación. La segunda es la zona de almacén, donde Amazon cuenta hoy con tres millones de artículos en stock, que a simple vista parecen desordenados. Una misma estantería acoge productos tan variopintos como una aspiradora, una casa de las Barriguitas o una máquina de café. "Tiene su razón de ser; se trata de un caos organizado", explica Pattje. "Esta colocación optimiza el proceso de recogida de los pedidos, es decir, que el operario realice el menor recorrido posible para coger todos los artículos seleccionados", añade. Éstos pasan, finalmente, al área de embalaje y envío, donde se meten en cajas con su etiqueta y su factura. Además, un software decide en un segundo cuál de sus cuatro empresas de transporte es la óptima para que el pedido llegue al cliente: Seur, Correos, UPS o MRW.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios