La industria auxiliar amarra contratos por 180 millones, ampliables a 600

  • El programa capta una inversión de 450 millones y genera 125 empleos en el sector local

La industria aeronáutica andaluza está de enhorabuena. La noticia de la salvación del A400M da un espaldarazo fundamental a un tejido que ha sufrido mucho en los últimos años con los retrasos de los grandes programas de Airbus, el superjumbo A380 y el del propio avión militar que se monta en Sevilla.

La subcontratación de elementos y estructuras de la aeronave ya suponen para la industria auxiliar contratos por más de 180 millones de euros, que pueden ascender a los 600 millones cuando el programa esté a pleno rendimiento. En términos de empleo, estas cifras se traducen en 125 puestos de trabajo directo y estable en el tejido local. Firmas como Navair, Sevilla Control, Consur Airgroup, Elimco, Easy Industrial Solutions, STSA, Grupo Tam, Grupo Alcor o LTK400, repartidas entre Sevilla y Cádiz, son algunas de las que ya tienen vínculos con el aparato y, desde ayer, respiran mucho más tranquilas.

"El principio de acuerdo supone una buena noticia para la treintena de empresas andaluzas que han participado directamente en el desarrollo de este proyecto, demostrando la capacidad de trabajo y la tecnología con la que cuentan las firmas del sector en nuestra comunidad", se enorgullece el consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Martín Soler.

Para éste, el hito alcanzado entre EADS y los países clientes supone "un paso histórico" para un "proyecto clave" de la defensa y la cooperación internacional europea, así como para el futuro aeronáutico de la comunidad. Un espaldarazo que recompensa, asimismo, la fuerte apuesta realizada desde la Junta en este proyecto. Basta con echar un vistazo a las ayudas concedidas por el Gobierno andaluz a las iniciativas relacionadas con el avión militar. Sin ir más lejos, una de las subvenciones más elevadas recayó en la construcción de la planta de ensamblaje final del A400M en Sevilla. Ésta absorbió una inversión de 284 millones de euros y contó con un incentivo de 62 millones aportado por la Junta. Estas instalaciones ya dan empleo a más de 1.000 personas, a las que se sumarán otras 450 cuando estén a pleno rendimiento.

Globalmente, el programa del A400M ha absorbido en Andalucía más de 450 millones de inversión: 300 en infraestructuras, 70 en equipamiento y 82 en el centro de simulación y entrenamiento de pilotos. Éste empleará a 70 profesionales de alta cualificación y permitirá formar a más de 1.000 personas al año, entre pilotos, técnicos de vuelo y otros miembros de la tripulación.

De cara al futuro, el avión puede atraer nuevas inversiones a la ciudad hispalense, tales como un centro de entregas y de mantenimiento de los aparatos vendidos a las fuerzas aéreas de los países compradores. Los cálculos apuntan a que estas instalaciones generarían 20 puestos de trabajo directos y más de 100 indirectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios