Ares insta al PNV a que piense quiénes son "sus amigos de la calle"

  • El consejero de Interior lamenta que se manifiesten junto a quienes horas después, armados con bates de béisbol, obligaron a desalojar un autobús y le prendieron fuego

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, advirtió ayer al PNV que "el sábado se manifestó" con quienes, posteriormente, quemaron un autobús en Durango y le instó a "reflexionar sobre las decisiones que adopta "y con quién comparte la calle". Además, aseguró que los actos "salvajes" de kale borroka registrados este pasado fin de semana en el País Vasco "recuerdan comportamientos de la época nazi o de la ultraderecha española".

En declaraciones a Europa Press, Ares condenó "enérgicamente" los actos de "violencia terrorista" que "de una forma tan salvaje" se produjeron en la localidad vizcaína de Durango así como el resto de ataques perpetrados a lo largo de este fin de semana, tanto en Bilbao como en Ondarroa, en los que se calcinó un autobús urbano además de varios cajeros automáticos y contenedores. "El hecho de que en Durango, unos desalmados, de una forma tan salvaje, armados con bates de béisbol desalojaran a 20 personas del autobús para luego tirarle cócteles molotov y prenderle fuego, me parece terrible y demuestra el comportamiento totalitario y fascista con el que se comporta esta gente", censuró. Para el jefe de la Ertzaintza, los de los últimos días, "recuerdan comportamientos de la época nazi o de la ultraderecha española".

Por otra parte, manifestó "con toda claridad" que quienes originaron "este acto salvaje se habían manifestado con el PNV en San Sebastián".

En opinión de Ares, este hecho debería llevar a la formación que preside Iñigo Urkullu a "reflexionar sobre las decisiones que toma y con quién comparte la calle". A juicio del responsable vasco de Interior, "si algo se puso de manifiesto", durante la marcha en la capital guipuzcoana, fue "la añoranza con la que muchos miran a Lizarra" así como que "una vez más, el PNV no aprende de sus equivocaciones y errores".

En su opinión, los llamamientos a la unidad nacionalista, tras la convocatoria de ayer, demuestran que "muchos siguen buscando, añoran y quieren volver a los tiempos de Lizarra" y que "parece que a algunos, en el PNV, no les desagrada". Sin embargo, Ares consideró que la participación en la manifestación contra las detenciones de representantes de la izquierda abertzale, "pese a todos los que la convocaban, no fue tan numerosa como, seguro, sus convocantes esperaban".

"Los radicales consiguieron arrastrar y que se sumaran a esa manifestación el resto de fuerzas y organizaciones sindicales nacionalistas, a los que habría que recomendarles, no sólo que se leyeran con detenimiento las imputaciones que Garzón ha hecho a los detenidos, sino que se releyeran la sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo sobre Batasuna", agregó.

Por su parte, el secretario general de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, también lamentó que el PNV se manifestara ayer con quienes "atacan a los jueces y cuestionan el Estado de Derecho" y manifestó que un partido "tan importante, no puede estar poniendo una vela a Dios y otra al diablo". Pastor argumentó que "no se pueda estar hablando de responsabilidad y estabilidad institucional y a la vez ir de la mano de quienes queman autobuses".

El dirigente vizcaíno subrayó que no es razonable que el PNV "puede darse la mano un día con el Partido Socialista y al siguiente abrazarse a quienes son incapaces de condenar la violencia", en una manifestación en la que "se dan gritos a favor de la lucha armada y se critica al propio PNV".

"Sería bueno que clarificasen su postura y tuviesen clara su estrategia, porque el desconcierto en el que están sumidos les va a suponer una factura electoral. Deben decidir a qué quieren jugar, si a la responsabilidad y el sentido común o al radicalismo sin sentido", agregó

Al mismo tiempo, Pastor reconoció que hay un "acercamiento de posturas importante" entre el PNV y el PSE-EE, que "podría cuajar" en los próximos días para alcanzar un acuerdo que dé estabilidad presupuestaria a todas las instituciones vascas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios