Desarticulado el grupo de extrema derecha Falange y Tradición

  • La Guardia Civil detiene a cinco personas en tres localidades navarras y en una zaragozana.

Comentarios 47

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo de extrema derecha denominado Falange y Tradición en el norte de España. En concreto, han detenido a cinco personas, presuntos autores de diversas amenazas a dirigentes e integrantes de la izquierda abertzale y de la colocación de artefactos incendiarios caseros y daños en edificios públicos. La operación se ha desarrollado en varias localidades navarras y en Villanueva del Gállego (Zaragoza).

En el marco de la operación Quimera, la Guardia Civil ha detenido a cinco integrantes del grupo de extrema derecha Falange y Tradición, por haber amenazado presuntamente a miembros de la izquierda abertzale, así como a la colocación de artefactos caseros y dañar el mobiliario público. Hasta el momento, los cinco detenidos son J. I. I. S., de 41 años, detenido en Sunbilla (Navarra); B. P. I., de 23 años, detenido en Villanueva del Gállego (Zaragoza); D. M. E., de 20 años, y F. D. T., de 19 años, arrestados en Barañain (Navarra) y J. L. M., de 41 años y detenido en Orkoien (Navarra). Se les imputan los delitos de asociación ilícita, amenazas, tenencia ilícita de armas u objetos prohibido, coacciones y daños.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de varios hechos delictivos ocurridos en los últimos meses en Navarra y el País Vasco, en los que se había amenazado a diversas personas, algunas de ellas vinculadas a ayuntamientos y otras instituciones locales, monumentos corporativos y propiedades privadas, así como amenazas de muerte mediante llamadas telefónicas y pintadas.

La Guardia Civil comenzó a estudiar la posible relación de estas actuaciones con la existencia de un grupo vinculado con la extrema derecha. Esta línea de investigación, iniciada a comienzos de año, fue confirmada el día 23 de septiembre, cuando un grupo desconocido hasta el momento y llamado Falange y Tradición, reivindicó la autoría de gran parte de las amenazas investigadas.

Se llevaron a cabo ocho registros, cinco de ellos en viviendas ubicadas donde se han practicado las detenciones, otra en Irún y otras dos relacionadas con J. I. I. S. y D. M. E., en las que se incautaron, munición de guerra, armas blancas, simbología nazi, planos de las localidades sonde se han producido las acciones, efectos empleados para algunas de las acciones delictivas, documentación en soporte físico e informático, así como otros objetos prohibidos.

Según informó la Benemérita, se trata de "un grupo con cierto nivel de organización que estaba aumentando considerablemente su actividad tanto en el número de acciones como en la radicalización de las mismas". A pesar de que se da por desarticulado el grupo, no se descarta que la investigación se ramifique a otras partes de la geografía española.

Tras conocer los detalles de la operación, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, felicitó a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por la acción desarrollada y condenó "todo tipo de actos violentos". "Siempre criticaré a todos aquellos que no respetan las normas al igual que no aceptó dictaduras ni de extrema izquierda ni de extrema derecha", explicó.

Del mismo modo, la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, afirmó que las Fuerzas de Seguridad del Estado trabajan para evitar "el delito venga de donde venga". Así, elogió la "labor silenciosa, absolutamente necesaria" de la Guardia Civil y que "las investigaciones policiales llevan un ritmo que no lo marcamos ni los políticos ni los medios de comunicación". "El silencio a veces es necesario para obtener buenos resultados", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios