Romeva dice que el acuerdo no incluye que el 'president' sea Mas y que se negocia un gobierno de concentración

  • Gobierno catalán replica al número uno de la lista unitaria para el 27-S que el pacto fija que Mas sea presidente: "Está hablado y bien hablado".

El número uno de la candidatura soberanista a las elecciones catalanas del 27-S, el ex eurodiputado de ICV Raül Romeva, ha señalado que el acuerdo entre CDC, ERC y entidades soberanistas para hacer esa lista "no dice explícitamente que el presidente será Mas" sino que en estos momentos todas las partes están negociando cómo será el "Gobierno de concentración" encargado de hacer la transición a la independencia.

En una entrevista en El Periódico de Catalunya recogida por Europa Press, Romeva ha dicho que la futura presidencia "en estos momentos no forma parte de la propuesta porque está muy condicionado a lo que ocurra el 27 de septiembre". "Según lo que pase ese día veremos cómo se organiza toda la estructura del Govern y del Parlament. No sé como irá, todo está condicionado al día 27", ha añadido. Después, en declaraciones a la Cadena Ser, ha precisado que el acuerdo es que haya un acuerdo de concentración y que esto es lo que ahora se esta negociando, aunque ha admitido que Mas es "una pieza clave".

Es más, preguntado si el presidente podría ser él, ha respondido que no dice "ni que no ni que sí" y ha optado por destacar que su función en la lista es "sumar", igual que la de Carme Forcadell (ex presidenta de la ANC) y Muriel Casals (presidenta de Omnium Cultural).  Y ha justificado estas particularidades en el hecho de que, a su juicio, no son unas elecciones normales, sino "plebiscitarias", para comprobar el apoyo que tiene la independencia. Eso sí, ha dejado claro que en el decreto de convocatoria electoral no pondrá la expresión "plebiscitarias", sino que ese carácter se lo dará la gente. "Es la única fórmula legal que se nos ha permitido para poder hacer lo que no pudimos hacer el 9N", ha argumentado, añadiendo que el 27S "habrá quien vote en clave autonómica y quien vote en clave plebiscitaria de forma excepcional, única".

En cuanto a la mayoría que considera necesaria para iniciar el proceso unilateral de independencia, ha replicado que lo "legal" es que una mayoría de escaños es suficiente para dar mandato a un Gobierno pero que "todo el mundo es muy consciente de cuanto mayor sea la mayoría en votos mejor". En ese sentido, ha rechazado que se pretendan imponer las normas -de mayorías más cualificadas- propias de un referéndum: "Esto no es un referéndum, lo que no vale es aplicar las reglas de un referéndum cuando sólo se han podido hacer elecciones".

Gobierno catalán replica a Romeva que el pacto fija que Mas sea presidente: "Está hablado y bien hablado"

La vicepresidenta del Govern, Neus Munté, ha replicado este jueves al cabeza de lista de Junts pel sí, Raül Romeva, que el pacto para forjar la lista unitaria sí establece que el presidente de la Generaltiat, Artur Mas, continúe al mando tras el  27-S si la candidatura que aglutina varias fuerzas soberanistas vence las elecciones. "Está hablado y bien hablado", ha remarcado en un desayuno informativo, en el que ha remarcado que el acuerdo establece un pacto de gobernabilidad para 18 meses que se sustenta en la confianza entre las partes y pasa por que Mas continúe ejerciendo el liderazgo, y ha subrayado que el mismo acuerdo fija que es a CDC a quien le corresponde proponer el nombre del futuro presidente.

En sendas entrevistas en El Periódico de Catalunya y Sentit Crític, Romeva asegura que el acuerdo para la lista unitaria no dice explícitamente en ningún sitio que Mas deba ser el presidente de la Generalitat tras los comicios, y precisa que el objetivo es ganar el 27S: "De lo que pase a partir de entonces ya hablaremos". Munté ha replicado que en caso de victoria de Junts pel Sí el objetivo fundamental es culminar la transición nacional hasta el punto de inicio del proceso constituyente en un proceso liderado por Mas y el Parlament: "Estamos convencidos que esta mayoría estará y que este acuerdo de hoja de ruta se podrá desarrollara de la forma en que se ha convenido".

En un desayuno informativo organizado por Fórum Europa al que han asistido, entre otros, gran parte de los consellers y el expresidente de la Generalitat José Montilla, la vicepresidenta se ha referido también a la posibilidad de que el Gobierno intervenga la autonomía de Cataluña, y ha afirmado que no le sorprende que "desde el Estado se plantee la amenaza y el miedo". Antes, había hecho un llamamiento a la ciudadanía a "rebatir el discurso interesado y decadente del miedo"  y conquistar conjuntamente, ha dicho, una vida mejor, y ha reivindicado que, aunque no es un reto sencillo, es el momento de afrontarlo y de intentar hacerlo de la mejor forma posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios